MercoPress, in English

Martes, 27 de febrero de 2024 - 04:46 UTC

 

 

Funcionaria china advierte a Milei que sería un error cortar lazos

Miércoles, 22 de noviembre de 2023 - 08:55 UTC
En el último debate, Milei dijo que los productos que no se vendieran a China podrían comercializarse en otros países o triangularse hacia el gigante asiático En el último debate, Milei dijo que los productos que no se vendieran a China podrían comercializarse en otros países o triangularse hacia el gigante asiático

Las autoridades chinas felicitaron a Javier Milei por su victoria en la segunda vuelta del domingo, pero advirtieron que sería un paso en la dirección equivocada que Argentina cortara sus lazos con Pekín.

La portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Mao Ning, dijo el martes que sería un “gran error” que el futuro gobierno de Argentina cortara relaciones con “países tan grandes como Brasil y China”, algo que el ahora presidente electo, Javier Milei, ha advertido durante su campaña. Además, la canciller propuesta por Milei, Diana Mondino, aseguró que “dejaremos de interferir con los gobiernos de Brasil y China.”

“La relación con ambos países será excelente como debe ser”, pero “hay que distinguir lo que es el Gobierno de lo que es el Estado”, había dicho también Mondino. En una entrevista con la agencia rusa RIA Novosti, Mondino sostuvo que Argentina “dejará de interactuar” con los gobiernos de China y Brasil, lo que no significa dejar de comerciar. “Lo que no vamos a hacer son contactos secretos. Argentina, este Gobierno, en los últimos 20 años, ha tenido múltiples negociaciones secretas”, explicó Mondino. “Eso no es normal y es lo que hemos dicho que no vamos a hacer”.

Mao insistió en que “ningún país puede separar las relaciones diplomáticas del desarrollo de la cooperación económica y comercial” y recordó que “China es el segundo socio comercial de Argentina y el primer mercado de exportación de sus productos agrícolas.”

“Ambas partes tienen una fuerte complementariedad económica y un gran potencial de cooperación”, añadió.

En el último debate, Milei le dijo al ministro de Economía, Sergio Massa, que los productos que no se vendan a China podrían comercializarse en otros lugares o triangularse hacia el gigante asiático.

Pekín y Buenos Aires han mantenido buenas relaciones en los últimos tiempos: el año pasado Argentina se sumó al Belt and Road, la principal iniciativa económica internacional de China para consolidar su influencia a través de las infraestructuras. China tiene inversiones en Argentina en áreas estratégicas como infraestructuras y minería, además de un acuerdo de “swap” por el que se utilizan yuanes en lugar de dólares estadounidenses. Muchas empresas chinas están interesadas en el potencial agrícola de Argentina y en minerales como el litio, fundamental para la industria china del automóvil eléctrico.

Está previsto que Argentina se convierta en miembro de pleno derecho de los BRICS el 1 de enero, y tanto Brasil como China figuran entre los fundadores de la alianza. Mondino también ha dicho que Argentina no se uniría bajo el mandato de Milei, quien prometió no hacer “negocios con ningún comunista”, en particular con China y con el presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva. El futuro jefe de Estado argentino comparó al gobierno chino con un “asesino” y dijo que los chinos “no son libres”.