MercoPress, in English

Martes, 23 de julio de 2024 - 10:59 UTC

 

 

Futuro del Mercosur se juega en elecciones argentinas, según ministro brasileño

Miércoles, 20 de setiembre de 2023 - 09:56 UTC
“No sé qué será del Mercosur si no se cierra el acuerdo y tenemos un resultado electoral 'exótico' en Argentina”, dijo Hadda “No sé qué será del Mercosur si no se cierra el acuerdo y tenemos un resultado electoral 'exótico' en Argentina”, dijo Hadda

El ministro brasileño de Hacienda, Fernando Haddad, consideró en Nueva York que el futuro del Mercosur depende del resultado de las elecciones presidenciales de este año en Argentina, informó la Agencia Brasil. También denunció el intento de Francia de retrasar la entrada en vigor del acuerdo comercial Mercosur-UE.

Un posible intento de Francia de retrasar el cierre de la nueva versión del acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea (UE) podría tener consecuencias trágicas, dijo el lunes el ministro de Hacienda, Fernando Haddad. En su opinión, el acuerdo debe cerrarse antes de diciembre porque la supervivencia del bloque sudamericano depende del resultado de las elecciones en Argentina.

“El presidente Lula está insistiendo con Europa para que cerremos el acuerdo este año. No sé qué será del Mercosur si no se cierra el acuerdo y tenemos un resultado electoral 'exótico' en Argentina. Un país como Francia tiene que prestar atención a las consecuencias de un retraso”, dijo Haddad durante un panel sobre “La economía brasileña en el camino de la transformación ecológica”, organizado por la Universidad de Columbia en Nueva York.

Según el ministro, la conclusión del acuerdo es importante porque la creación de una nueva zona de libre comercio desplazaría “el centro de gravedad” de la economía mundial.

Anteriormente el lunes, Haddad dijo que Brasil podría utilizar la matriz de energía verde para buscar un estatus privilegiado en las negociaciones bilaterales con Estados Unidos, aunque el país no tenga un acuerdo de libre comercio con EE.UU.. También señaló que el tema sería analizado en la reunión del miércoles entre los presidentes Lula y Joseph Biden.

“Estamos un poco atados a conceptos que a veces no se ajustan a la situación particular de Brasil y Estados Unidos. No tenemos un acuerdo de libre comercio con Estados Unidos, pero no por eso no podemos tener un estatus privilegiado en las negociaciones bilaterales, porque estamos en el mismo continente, tenemos valores históricos y culturales comunes”, dijo Haddad en el evento “Transformación ecológica y económica en Brasil y la Amazonia”.

Entre los valores que Brasil y Estados Unidos pueden explorar juntos, dijo Haddad, está la agenda verde. El ministro dijo que los consumidores estadounidenses consumen muchos bienes producidos en México, que no tiene una matriz energética tan limpia como la brasileña. Según Haddad, el gobierno estadounidense está interesado en reducir la “huella de carbono” de los consumidores de la mayor economía del planeta.

“No podemos dejar que una potencia como Estados Unidos le dé la espalda a Brasil, cuando ellos están interesados en acercarse y nosotros también. Brasil tiene una legislación absolutamente adecuada. Podemos exportar esta energía limpia a países dependientes de los combustibles fósiles, o utilizarla internamente para producir manufacturas verdes”, dijo el ministro, que también mantuvo una reunión con el enviado presidencial estadounidense para el clima, John Kerry, antes de que ambos participaran en un acto organizado por la Universidad de Harvard.

Durante el panel en la Universidad de Columbia, el ministro también afirmó que el objetivo del gobierno brasileño de deforestación cero en la Amazonia para 2030 puede alcanzarse. “Estamos comprometidos con la deforestación cero para 2030. Creo que es factible. No veo ninguna dificultad en cumplir el objetivo de deforestación [cero], el gobierno está comprometido con ello”, afirmó Haddad.

Aunque preservar la selva amazónica es un objetivo central del gobierno, Haddad explicó que la cuestión formaba parte de la transformación ecológica que Brasil quería promover. “Tenemos un enorme potencial para aumentar la producción de energía limpia para el consumo interno, la exportación y para fabricar productos ecológicos”, afirmó. Según Haddad, la reforma fiscal contribuirá a la transición del país hacia una economía más verde y sostenible.

En cuanto a la presidencia brasileña del G20, el ministro sostuvo que Brasil aprovechará el mandato para imponer discusiones importantes, como el endeudamiento de los países y las altas tasas de interés en la mayor parte del mundo. “Estamos en condiciones de ofrecer posibilidades para discutir cuestiones relevantes. Intentaremos encontrar soluciones a los problemas de la mayoría de los países, como la cuestión del endeudamiento y los elevados tipos de interés”, afirmó.

Los gobiernos deben prestar atención a los más pobres en lugar de gastar en armamento, señaló Haddad también en relación con el aumento del gasto público a causa de la guerra entre Rusia y Ucrania. “El mundo necesita actitudes más generosas. Es una muestra de despilfarro frente a tanta miseria”, agregó. (Fuente: Agencia Brasil)

Categorías: Política, Argentina, Brasil, Mercosur.