MercoPress, in English

Jueves, 13 de junio de 2024 - 09:54 UTC

 

 

Jefes paramilitares peruanos condenados por un asesinato en los años noventa

Sábado, 17 de junio de 2023 - 11:27 UTC
Montesinos fue Jefe de Inteligencia del entonces Presidente Fujimori Montesinos fue Jefe de Inteligencia del entonces Presidente Fujimori

El ex jefe del Servicio de Inteligencia Nacional (SIN) peruano Vladimiro Montesinos y Santiago Martín Rivas, líder del grupo paramilitar Colina creado bajo el mandato del entonces presidente Alberto Fujimori, fueron condenados el viernes a 23 años de prisión por el asesinato premeditado de Mariella Barreto, se informó en Lima.

 La suboficial Mariela Barreto Riofano era una agente de Inteligencia del Ejército que reveló los crímenes del Grupo Colina, así como los planes de Montesinos para asesinar a periodistas opositores al gobierno de Fujimori (1990-2000). Cuando su torso fue encontrado en una bolsa en el noreste de Lima, el 23 de marzo de 1997, tenía 28 años y era madre de dos niñas.

Fue durante el segundo quinquenio de Fujimori. Los terroristas del Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA) habían tomado como rehenes a diplomáticos, altas autoridades e incluso a algunos familiares de Fujimori en la residencia del embajador de Japón en Lima. Habían prometido liberarlos sólo a cambio de la excarcelación de más de 400 de sus compañeros de prisión.

Manteniendo la apariencia de que estaba dispuesto a negociar, Fujimori ordenó la construcción de un túnel bajo la residencia para eventualmente enviar tropas en lo que se conoció como la operación Chavín de Huántar.

Lo que debía ser un secreto acabó en todos los periódicos. Barreto fue acusada de haber filtrado información a la prensa, lo que fue desmentido por Edmundo Cruz, de La República: “La hipótesis de que la agente Mariela Barreto Riofano fue asesinada sobre la base de una falsedad debe ser considerada e investigada con rigor e integridad”, escribió hace unos años.

Barreto llevaba varios meses siendo investigada por la Inspección del Ejército. Fue interrogada constantemente, incluso hasta que dio a luz a su segunda hija en enero de 1997, porque sus antiguos compañeros del Grupo Colina la consideraban una chivata. Este comando paramilitar -creado en los años noventa para atacar a los opositores al gobierno y del que ella formaba parte- estaba convencido de que Barreto había filtrado información sobre el Plan Bermudas, que consistía en atentar contra el periodista César Hildebrandt. También fue acusada de haber proporcionado supuestamente la ubicación de los cuerpos de la masacre de La Cantuta, en la que una docena de estudiantes universitarios y un profesor, acusados de terrorismo, fueron descuartizados y quemados en 1992.

El líder del Grupo Colina era el mayor Santiago Martín Rivas, ex marido de Barreto y padre de su primera hija. Rivas siempre negó cualquier implicación en su asesinato y culpó en cambio a Montesinos. Se ha determinado que Rivas fue el autor material del asesinato. Por su implicación en el crimen, el ex coronel del SIN Carlos Sánchez Noriega fue condenado a 15 años y el ex comandante José Salinas Zuzunaga a 8 años.

Montesinos fue condenado a 25 años (del 25 de junio de 2001 al 24 de junio de 2026), por las masacres de La Cantuta y Barrios Altos. Rivas también fue condenado a 25 años (del 27 de noviembre de 2001 al 27 de noviembre de 2027).

Categorías: Política, América Latina.