MercoPress, in English

Miércoles, 24 de julio de 2024 - 05:23 UTC

 

 

El águila del Graf Spee se convertirá en una paloma de bronce de la paz

Sábado, 17 de junio de 2023 - 11:29 UTC
“La señal de nuestro país a nuestro pueblo y al mundo exterior es que somos una sociedad de paz y unión”, dijo Lacalle  junto a Atchugarry “La señal de nuestro país a nuestro pueblo y al mundo exterior es que somos una sociedad de paz y unión”, dijo Lacalle junto a Atchugarry
El águila de bronce fue recuperada del Graf Spee en 2006 El águila de bronce fue recuperada del Graf Spee en 2006

El presidente uruguayo, Luis Lacalle Pou, anunció este viernes que el águila de bronce recuperada en 2006 de los restos del acorazado alemán Admiral Graf Spee será transformada en una paloma como “símbolo de paz y unión” por el artista local Pablo Atchugarry, cuyo trabajo se espera que esté terminado en noviembre, se informó en Montevideo.

 Este “símbolo de violencia y guerra” se convertirá en un “símbolo de paz y unión”, dijo Lacalle.

El águila de bronce con las alas desplegadas y una esvástica entre sus garras, de 2,8 metros de largo por 2,0 de alto y 350 kilos de peso, fue recuperada en 2006 del Río de la Plata por rescatistas privados.

Tras una exposición en un hotel de Montevideo, el mascarón de popa del buque de guerra del Tercer Reich quedó bajo custodia de la Armada uruguaya, a la espera de un litigio judicial. En 2022, la Suprema Corte de Justicia de Uruguay dictaminó que la pieza era propiedad del Estado uruguayo.

Atchugarry explicó que, tras un boceto realizado en Uruguay, viajó a Italia, donde realizó una maqueta en mármol de Carrara que servirá de base para el modelo definitivo de la pieza, que tendrá unos 1,70 metros de largo.

El Presidente Lacalle Pou subrayó la “importancia de los símbolos en la vida de la humanidad”.

“Hace más de tres años, antes del proceso electoral, se nos ocurrió que ese símbolo de la violencia o de la guerra podía sufrir una transformación virtuosa en un símbolo de paz o de unión como es una paloma”, explicó.

“En tiempos de división, de violencia, de guerra en el mundo, la señal de nuestro país a nuestro pueblo y al mundo exterior es que somos una sociedad de paz y de unión y tratamos de ayudar con los símbolos que son tan importantes en la vida de la humanidad”, dijo el mandatario.

Atchugarry aceptó el trabajo con la única condición de que fuera una tarea honorífica. Dijo que era “un momento emocionante, un momento histórico. Decido aceptar este reto que me propone el presidente y creo que todo lo que se pueda hacer por la paz es poco”.

“Tenemos que tener la paz en el corazón, tenemos que imaginarla y proponerla. Esta idea es transformar un símbolo de odio, de guerra, de atrocidad, en un símbolo de paz. Me siento muy honrado y con mucha responsabilidad de llevar a cabo esta tarea”, dijo el artista. “Va a ser bastante complicado y bastante largo, estamos hablando de meses de trabajo”, añadió.

“Una obra que representa la inhumanidad y la barbarie nazi y el exterminio de millones de vidas, se transformará en un signo de paz entre los pueblos y las naciones. Para que del dolor surja un recuerdo eterno y no vuelva a repetirse jamás. Una meditada decisión del Gobierno y el arte de Pablo Atchugarry, juntos, por la paz”, dijo en Twitter el ministro de Defensa, Javier García.

“Es una idea maravillosa”, dijo a medios locales Roby Schindler, presidente del Comité Central Israelita del Uruguay (CCIU). “Es música para nuestros oídos”, agregó.

“No salgo de mi asombro, porque este es un tema que venimos siguiendo desde hace algunos años, en el entendimiento de que el águila eventualmente iba a ser subastada y que la recaudación de esa subasta se repartiría entre el Estado y quienes estaban a cargo de la búsqueda”, señaló también.

“Eso es lo que sabíamos y el tema estaba como latente. Esta noticia es música para nuestros oídos; al menos personalmente, por lo poco que escuché del presidente, es maravillosa. Porque preservar el elemento podría significar que alguien pudiera utilizarlo mañana para generar un espacio para el culto al nazismo. Sabemos que, lamentablemente, hay gente que todavía sigue este tipo de ideas e ideologías”, insistió.

El Admiral Graf Spee, junto con los cruceros británicos Exeter, Ajax y Cumberland, y el neozelandés Achilles participaron en la Batalla del Río de la Plata frente a las costas uruguayas el 13 de diciembre de 1939.

Categorías: Política, Internacional, Uruguay.