MercoPress, in English

Martes, 7 de febrero de 2023 - 01:05 UTC

 

 

Guterres advierte que muchos países están al borde de la recesión

Jueves, 19 de enero de 2023 - 10:00 UTC
Guterres también habló de la “Gran Brecha” entre Estados Unidos y China Guterres también habló de la “Gran Brecha” entre Estados Unidos y China

El Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres, denunció el miércoles durante su comparecencia ante el Foro Económico Mundial (FEM) en Davos (Suiza) que muchos países están al borde de la recesión, en medio de una creciente inflación en unas economías que aún no se han recuperado de la pandemia del Covid-19.

El funcionario también hizo un llamamiento a Estados Unidos y China para que dejen de alimentar la división en todo el mundo. En términos de Guterres, la pugna entre estas dos potencias, que él bautizó como la “Gran División”, podría costar a la economía mundial 1,4 billones de dólares.

“Nos arriesgamos a una desconexión de las dos mayores economías del mundo, una grieta de dimensiones tectónicas que podría crear dos regulaciones comerciales conflictivas, dos monedas dominantes, dos redes de Internet y dos estrategias de inteligencia artificial contrapuestas”, dijo Guterres a los líderes económicos y políticos del planeta.

“Hay muchas áreas en las que los lazos entre China y Estados Unidos divergen, particularmente en materia de derechos humanos y seguridad regional, pero es posible y esencial que se comprometan juntos en la acción climática, el comercio y la tecnología, para evitar tal desconexión e incluso la posibilidad de una futura confrontación”, prosiguió el diplomático portugués.

Guterres también pidió a China, EE.UU. y el resto de países del G20 que se unan en torno a un pacto climático que incluya esfuerzos adicionales para no superar el límite de 1,5 grados de aumento de la temperatura media del planeta. La batalla por los objetivos del Acuerdo de París “puede ganarse o perderse en esta década, y por el momento la estamos perdiendo”, prosiguió Guterres. Recordó que, al ritmo actual, este siglo superará los 2,8 grados de aumento, “con consecuencias devastadoras”.

“Partes de nuestro planeta se volverán inhabitables y, para muchos, esto será una sentencia de muerte”, insistió Guterres. También argumentó que los “desafíos del mundo están interconectados, acumulándose como un choque múltiple de automóviles, y ya sería bastante difícil encontrar soluciones para ellos en tiempos mejores, más ahora que el mundo está lejos de estar unido y, en cambio, experimenta enormes niveles de división geopolítica y una gran desconfianza”.

Subrayó la necesidad de reformar un sistema financiero mundial que “niega sistemáticamente el alivio de la deuda y la financiación de apoyo a los países vulnerables” y pidió a los empresarios privados que creen cambios en sus modelos y prácticas para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, incluida la ampliación de las oportunidades económicas de las mujeres, la igualdad en la distribución de vacunas y la seguridad alimentaria mundial.

Guterres también afirmó que algunos productores de energía fósil eran plenamente conscientes en la década de 1970 de que sus productos estrella eran perjudiciales para el planeta, pero siguieron adelante con sus negocios igualmente. Hizo estas declaraciones en Davos tras la publicación de un estudio sobre lo que el gigante estadounidense ExxonMobil sabía hace cuatro décadas.

“Algunos productores de energía fósil eran plenamente conscientes en los años 70 de que su producto estrella iba a quemar el planeta. Pero, al igual que la industria tabaquera, hicieron poco caso a su propia ciencia. Algunos gigantes del petróleo vendieron la gran mentira”, dijo Guterres al comparar ese escenario con el que tuvieron que afrontar las tabacaleras en Estados Unidos, que tuvieron que pagar miles de millones de dólares en acuerdos legales para tratar a los fumadores. “Como en el caso de la industria tabacalera, pasaron de puntillas sobre sus propios hallazgos científicos, mantuvieron una gran mentira, y ahora los responsables tienen que rendir cuentas, como en su día ocurrió con el tabaco”, afirmó.

En los años ochenta, ExxonMobil contaba con previsiones muy precisas sobre el calentamiento global realizadas por sus propios científicos que, de hecho, se hicieron realidad décadas después. “Hoy, los productores de combustibles fósiles y quienes les apoyan siguen luchando por aumentar la producción, a sabiendas de que su modelo económico es incompatible con la supervivencia de la humanidad”, dijo Guterres en Davos.

Categorías: Economía, Internacional.