MercoPress, in English

Domingo, 26 de mayo de 2024 - 23:44 UTC

 

 

Suecia asume presidencia de UE pero con poco ánimo

Martes, 3 de enero de 2023 - 10:22 UTC
La coalición, que puso fin a ocho años de gobiernos de izquierda, encumbró al primer ministro Ulf Kristersson, del partido de los Moderados La coalición, que puso fin a ocho años de gobiernos de izquierda, encumbró al primer ministro Ulf Kristersson, del partido de los Moderados

Suecia por los próximos seis meses tendrá la presidencia de la Unión Europea, tarea nada fácil del momento que los pesos pesados Alemania y Francia se encuentran enfrentados con Estados Unidos a propósito de medidas de la administración Joe Biden para fomentar inversiones en la primea economía del mundo.

Por si fuera poco Suecia además debe hacer frente a la nueva realidad electoral en que el partido ultraderechista Demócratas de Suecia, vencedor de las legislativas de setiembre pasado integra la coalición de gobierno en Estocolmo. Partido que siempre ha sido hasta ahora muy anti Europa.

La coalición, que puso fin a ocho años de gobiernos de izquierda, encumbró al primer ministro Ulf Kristersson, del partido de los Moderados, en alianza igualmente con los demócrata cristianos y los Liberales. El SD, ahora integrante de la mayoría parlamentaria, dejó de reivindicar la salida de Suecia de la UE. Pero las fricciones parecen inevitables en algunos asuntos sensibles, empezando por el de la inmigración. “Hay muchas palabras bonitas en el artículo del primer ministro sobre las prioridades de la presidencia sueca de la UE. Pero hay una gran preocupación, dado que en la práctica, el SD tiene las riendas”, afirma la eurodiputada socialdemócrata Helene Fritzon.

Es más el denominado acuerdo de Tidö (el castillo donde se negoció) entre los cuatro socios de la mayoría, determina que los legisladores SD deberán ser informados de todas las decisiones del Ejecutivo relacionadas con la UE. “Pero en general, los temas de la UE no forman parte del acuerdo”, matiza Göran von Sydow, director del Instituto Sueco de Estudios Europeos (Sieps). A Von Sydow le preocupa en cambio que “la mayor parte de los ministros y de sus más cercanos colaboradores tienen muy poca experiencia en reuniones europeas”.

Suecia, aparte de promover “la competitividad económica”, buscará mantener la unidad de los 27 países de la UE frente a la invasión rusa de Ucrania y defender los “valores fundamentales” ante las polémicas medidas adoptadas por Hungría y Polonia.

Suecia, que no forma parte de la zona euro, “mantiene una relación bastante distante con Europa”, comenta Sébastien Maillard, director del Instituto Jacques Delors, quien prevé una presidencia semestral que “cumplirá con su deber” pero “sin poner demasiado celo” en ello y sin dar nuevos impulsos. Contrariamente a las dos últimas presidencias rotativas (de Francia y República Checa), cuando se celebraron dos cumbres de la UE en Versalles y Praga, no se prevé ningún encuentro de este tipo en los próximos seis meses.

Categorías: Política, Internacional.