MercoPress, in English

Lunes, 30 de enero de 2023 - 08:06 UTC

 

 

Argentina: CFK condenada a seis años de cárcel por corrupción

Miércoles, 7 de diciembre de 2022 - 10:59 UTC
El fallo puede ser apelado por lo que en la práctica nada cambiará hasta que se hayan agotado todas las instancias de impugnación hasta la Corte Suprema El fallo puede ser apelado por lo que en la práctica nada cambiará hasta que se hayan agotado todas las instancias de impugnación hasta la Corte Suprema

La vicepresidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner (CFK), ha sido declarada culpable de corrupción por administración fraudulenta y condenada a seis años de cárcel más inhabilitación de por vida, anunció el martes un Tribunal Oral Federal de Buenos Aires.

Otros cargos como el de “asociación ilícita” presentados contra ella en el caso de la Dirección Nacional de Vialidad (DNV) fueron desestimados.

También fueron condenados a seis años de prisión el empresario Lázaro Báez, cuyas compañías se beneficiaron de los contratos de construcción de carreteras supuestamente sobrevaluados y mal gestionados, y el ex funcionario José López.

El país se paralizó y el anuncio se celebró casi tan ruidosamente como un gol de la selección argentina de fútbol en algunos puntos de la capital argentina.

El Tribunal Oral que emitió el fallo del martes también anunció que los fundamentos de tal decisión se harán públicos en marzo de 2023. Recién entonces se podrá presentar un recurso de apelación.

Tanto los acusados como la fiscalía podrán acudir a un tribunal superior. CFK y los otros condenados porque quieren ser absueltos y la fiscalía porque quiere que se revise la sentencia sobre los cargos de “asociación ilícita”.

Tras la lectura del fallo del martes, CFK explicó en un video en vivo que el artículo 173 del Código Penal establece que la administración fraudulenta sólo puede ser cometida por quien tiene encomendada legalmente la gestión de algo y que el Presidente no tiene en modo alguno a su cargo la administración de ninguna de las cosas presuntamente realizadas de manera ilícita.

También subrayó que desde la reforma constitucional de 1994 el encargado de esas funciones administrativas es el jefe de Gabinete, cargo que ocupaban entonces el actual presidente Alberto Fernández y el ministro de Economía, Sergio Massa, entre otros.

“La sentencia no es una por las leyes de la Constitución”, dijo CFK. Esta sentencia proviene de algo conocido como “lawfare” o el Partido Judicial, argumentó. Pero admitió que había sido demasiado ingenua al hacer esas apreciaciones y que en realidad se trataba de un “Estado paralelo”, lo que quedó demostrado, según CFK, con episodios como la reunión del 17 de octubre de varios jueces en la finca del magnate británico Joe Lewis en la Patagonia con directivos de Clarín y políticos opositores del PRO.

Luego CFK describió cómo esos magistrados estaban vinculados a la causa DNV y cómo la llamada “Familia Judicial” no pudo ocultar los lazos de sangre entre jueces y fiscales. “Ese es el sistema que tenemos hoy”, señaló CFK.

También describió la participación del ministro de Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires, Marcelo D'Alessando, tras el atentado del 1 de septiembre en su contra. La ex jefa de Estado también esbozó los vínculos entre los jueces y el holding mediático Clarín. D'Alessandro estuvo entre los asistentes a la propiedad de Lewis.

Dado que el fallo del martes puede ser apelado, CFK aún tiene derecho a la presunción de inocencia hasta que su condena no pueda ser revertida y, por lo tanto, seguirá en su cargo y podrá presentarse a las elecciones del año próximo, aunque anunció que no lo hará.

Categorías: Política, Argentina.