MercoPress, in English

Viernes, 9 de diciembre de 2022 - 01:57 UTC

 

 

La diabetes sigue extendiéndose por las Américas, advierte la OPS

Sábado, 12 de noviembre de 2022 - 13:24 UTC
La diabetes es la sexta causa de muerte en las Américas La diabetes es la sexta causa de muerte en las Américas

El número de personas con diabetes en las Américas se ha triplicado en tres décadas, anunció este viernes la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en un informe publicado en Washington, DC.

 La rama regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS) explicó que la obesidad, la mala alimentación y la falta de actividad física contribuyeron a triplicar el número de adultos que viven con diabetes en las Américas en los últimos 30 años.

El Panorama de la Diabetes en las Américas de la OPS, publicado en el Día Mundial de la Diabetes (14 de noviembre), insta a los países a mejorar el diagnóstico precoz, aumentar el acceso a la atención de calidad para el control de la diabetes y desarrollar estrategias para promover estilos de vida y nutrición saludables.

El Día Mundial de la Diabetes se conmemora cada año el 14 de noviembre, fecha de nacimiento del doctor Frederic Banting, codescubridor de la insulina.

Aunque se ha documentado que 62 millones de personas viven con diabetes en las Américas, se cree que el número es mucho mayor, ya que se estima que alrededor del 40% de las personas no han sido diagnosticadas correctamente. Al ritmo actual, se espera que el número de personas con diabetes en la región alcance los 109 millones en 2040.

Dos tercios de los adultos de las Américas tienen sobrepeso u obesidad, y sólo el 60% hace suficiente ejercicio, destacó el informe, con más del 30% de los adultos jóvenes considerados obesos o con sobrepeso, casi el doble de la media mundial.

“Estas altas tasas de diabetes ponen de manifiesto la urgente necesidad de que los países se centren en la prevención y la promoción de estilos de vida saludables”, dijo el Director del Departamento de Enfermedades No Transmisibles y Salud Mental de la OPS, Dr. Anselm Hennis.

“Al mismo tiempo, es esencial asegurar el diagnóstico temprano y el buen manejo de la enfermedad, que son fundamentales para controlar la diabetes y prevenir la discapacidad y la mala salud relacionadas con la diabetes”, añadió.

Sólo 12 países de la región disponen de las tecnologías básicas para el control de la diabetes en los centros de salud públicos, incluidos equipos para medir la glucosa en sangre, pruebas para el diagnóstico precoz de las complicaciones y tiras reactivas de orina para el análisis de la glucosa y las cetonas. “Es fundamental que todo el mundo, en todas partes, tenga acceso a estas herramientas básicas de diagnóstico y gestión necesarias para prevenir las discapacidades relacionadas”, señaló también el Dr. Hennis.

El informe también señalaba que las personas con diabetes corren un mayor riesgo de padecer formas graves de COVID-19 y de morir, e instaba a los gobiernos a mejorar la capacidad de diagnóstico precoz de la diabetes y de prevención de sus complicaciones, a aumentar la disponibilidad y el acceso a una atención diabética de calidad, incluidos los medicamentos esenciales como la insulina, los dispositivos de monitorización de la glucosa y el apoyo al autocontrol, y a desarrollar políticas de estilo de vida saludable para prevenir la obesidad.

La diabetes es una enfermedad metabólica crónica, caracterizada por niveles elevados de glucosa en sangre. La diabetes de tipo 2 es el tipo más común, y suele darse en adultos cuando el organismo se vuelve resistente o no produce suficiente insulina. La diabetes de tipo 1 se produce cuando el páncreas produce poca o ninguna insulina por sí mismo.

La diabetes es la sexta causa de muerte en América y representó más de 284.000 muertes en 2019. También es la segunda causa de discapacidad en la región, solo precedida por la cardiopatía isquémica, y la principal causa de ceguera en personas de 40 a 74 años, amputaciones de miembros inferiores y enfermedad renal crónica. Además, la diabetes triplica el riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular, enfermedad renal o cáncer, explicó la OPS.

El Fondo Estratégico de la OPS trabaja para fortalecer el acceso universal a los medicamentos esenciales y a las tecnologías para el tratamiento de la diabetes en la región, permitiendo a los Estados miembros obtener insulina a precios de bajo costo. El Pacto Mundial contra la Diabetes de la OMS también refuerza este compromiso y proporciona una hoja de ruta para que los países aborden esta enfermedad. (Fuente: OPS)