MercoPress, in English

Lunes, 6 de febrero de 2023 - 08:59 UTC

 

 

Ministros de Asuntos Exteriores piden que se refuerce diálogo birregional

Viernes, 28 de octubre de 2022 - 10:42 UTC

La Cumbre que reunió a los cancilleres de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) y de la Unión Europea (UE) finalizó este jueves en Buenos Aires con una declaración en la que se pide el fortalecimiento del diálogo birregional y el multilateralismo.

Sin el mexicano Marcelo Ebrard, que participó en el lanzamiento de la candidatura de su país para organizar los Juegos Olímpicos de 2036, ni el uruguayo Francisco Bustillo, en misión comercial presidencial en Japón, la III Reunión de Cancilleres se celebró en el Centro Cultural Kirchner (CCK) de la capital argentina. Fue el primer encuentro de este tipo desde 2018.

Los máximos diplomáticos acordaron impulsar una “agenda progresista y positiva” para enfrentar los desafíos globales, buscando una recuperación económica “inclusiva, equitativa y sostenible”, para lo cual se comprometieron a desarrollar una hoja de ruta de eventos de alto nivel sobre prioridades compartidas, incluyendo una cumbre birregional de Jefes de Estado y de Gobierno a realizarse el año próximo.

La Cancillería argentina emitió un comunicado conjunto, difundido tras un debate de más de ocho horas en el que participaron representantes de 54 países de ambos continentes. El documento señaló que la reunión, celebrada bajo el lema “Renovación de la asociación birregional para fortalecer la paz y el desarrollo sostenible”, marcó la “reanudación del diálogo birregional sobre la base de una agenda progresiva, sustantiva y positiva”.

Los ministros coincidieron: “Esta reunión y el proceso de compromiso renovado son un punto de inflexión y el comienzo de una importante revisión de las relaciones entre las dos regiones”.

Durante la convención, copresidida por el argentino Santiago Cafiero y el Alto Representante de la UE para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, se debatieron “las formas de garantizar una recuperación económica pospandémica inclusiva, equitativa y sostenible”, además de “la seguridad alimentaria, la energía, la salud, la justicia social y la integración de los sistemas de producción y las cadenas de valor, incluidas las materias primas”.

Los funcionarios también coincidieron en la importancia de fortalecer las relaciones comerciales y de inversión entre ambas regiones y subrayaron su compromiso de “abordar conjuntamente los desafíos globales” y se comprometieron a “fortalecer el multilateralismo y la cooperación en los foros multilaterales y a reforzar la asociación birregional basada en valores compartidos y en una visión de futuro de sociedades democráticas, libres y equitativas”.