MercoPress, in English

Domingo, 27 de noviembre de 2022 - 18:20 UTC

 

 

Máximo diplomático de la UE mantiene conversaciones con funcionarios argentinos

Miércoles, 26 de octubre de 2022 - 10:14 UTC
Borrell también fue nombrado ciudadano ilustre de Buenos Aires Borrell también fue nombrado ciudadano ilustre de Buenos Aires

El Alto Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, ha sido recibido este martes por el presidente argentino, Alberto Fernández, en la Casa Rosada para tratar el destino del acuerdo de libre comercio con Mercosur firmado en junio de 2019 y aún pendiente de ratificación.

 Borrell se encuentra en Buenos Aires para asistir a la cumbre de cancilleres de la Comunidad de Estados Latinoamericanos (CELAC), en la que abordará la cooperación energética y la seguridad alimentaria.

Francia encabeza la lista de países europeos que se niegan a refrendar el documento si no se añaden disposiciones en materia medioambiental.

El diplomático socialista catalán, de 75 años, también se reunió el martes con el ministro de Asuntos Exteriores argentino, Santiago Cafiero, y con el alcalde de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, que lo nombró ciudadano ilustre de la capital argentina.

Con Argentina presidiendo la CELAC, la cumbre ministerial de esta semana contará con la presencia de 35 altos diplomáticos, 25 de América Latina (Cuba, Nicaragua y Venezuela incluidas) y el Caribe, y 10 de la Unión Europea.

Durante la reunión en la sede de la Cancillería argentina, Cafiero y Borrell repasaron la amplia agenda bilateral que incluye cambio climático, género, derechos humanos, educación, cultura, digitalización y biotecnología.

También hablaron del recientemente anunciado Plan “REPowerEU” y destacaron el Memorando de Entendimiento para lograr una alianza energética bajo las directrices de la energía verde y el cambio climático. En declaraciones a la prensa posteriores a la reunión, Cafiero subrayó que “el mecanismo CELAC de la UE es muy necesario en tiempos de incertidumbre, y la relación entre ambos bloques parece ser estratégica; y lo mismo para todos los temas bilaterales que estamos desarrollando hoy: el cambio climático, las posiciones vinculadas a la transferencia de tecnología y la transición energética, y cómo la CELAC junto a la UE puede desarrollar cadenas de suministro seguras y justas; ese es el desafío que tenemos por delante, jugar un rol vinculado a la producción, al empleo, y fundamentalmente plantear este vínculo estrecho de tantos años entre Argentina y la Unión Europea, donde destacamos las inversiones realizadas en nuestro país y también, sólo por mencionar un dato, que en estos primeros 9 meses de 2022 el 12% de nuestras exportaciones van al mercado europeo, por lo que tenemos mucho más futuro juntos”.

“Con el ministro hemos hablado de las ondas expansivas que la guerra de Ucrania está enviando al resto del mundo en cuanto a los altos precios de la energía y los alimentos. El mundo ha sufrido las consecuencias de esta guerra. Quiero compartir la posición de Argentina en todos los foros internacionales condenando la agresión y trabajando por la paz. América Latina es un continente que quiere la paz. Es una fuerza de paz. También lo es la Unión Europea. Fue creada y diseñada para trabajar por la paz entre los europeos. Y nosotros queremos ser una fuerza de paz en el mundo. Pero tenemos que apoyar a Ucrania para hacer frente a la agresión que está sufriendo. De eso también vamos a hablar mañana con todos los ministros de la región”, dijo Borrell.

“Espero que a finales de año podamos poner sobre la mesa propuestas que respondan a un esfuerzo conjunto de las dos regiones para afrontar los problemas medioambientales”, señaló también Borrell.

El acuerdo comercial entre la UE y el Mercosur lleva décadas de trabajo, con reticencias en aspectos que van desde la protección del comercio hasta -más recientemente- los medioambientales, con fuertes enfrentamientos entre Brasil y Francia por la conservación de la Amazonia. “Incluso para la protección de los ecosistemas, es mejor tener obligaciones mutuas que no tenerlas. Un acuerdo es mejor que ningún acuerdo”, dijo Borrell a principios de semana en Montevideo.