MercoPress, in English

Lunes, 6 de febrero de 2023 - 06:55 UTC

 

 

Hermano del vicepresidente paraguayo destituido como jefe de la Armada

Sábado, 8 de octubre de 2022 - 10:31 UTC
Ningún país está a salvo de una burocracia pública contaminada por la corrupción y el crimen organizado, argumentó Abdo Ningún país está a salvo de una burocracia pública contaminada por la corrupción y el crimen organizado, argumentó Abdo

El presidente paraguayo, Mario Abdo Benítez, ha remodelado la cúpula de las Fuerzas Armadas del país antes de viajar a Montevideo el viernes. Entre los relevados se encuentra el Almirante Jefe de la Armada, Carlos Dionisio Velázquez, hermano del Vicepresidente Hugo Velázquez, quien ha sido incluido por Estados Unidos entre los políticos más corruptos de la región.

La Dirección General de Comunicación Social de las Fuerzas Militares anunció el viernes la designación del general Óscar Arnaldo Cardozo como comandante de las Fuerzas Militares, mientras que el general César Augusto Moreno Landaira fue nombrado comandante interino del Ejército paraguayo, y el vicealmirante Juan Ramón Velázquez Fretes pasó a ser comandante interino de la Armada paraguaya.

También figura en la lista de los políticos más corruptos el ex presidente Horacio Cartes, cuya empresa tabacalera envió un cargamento de cigarrillos a México a bordo del polémico Boeing 747-300 de Emtrasur, de bandera venezolana, actualmente investigado en Argentina por sus presuntos vínculos con el terrorismo patrocinado por Irán.

Uno de los nombres que surge de forma recurrente en torno a todas estas actividades irregulares es el del uruguayo Sebastián Marset, un joven de 31 años líder de un grupo de narcotraficantes paraguayos vinculado al Primer Cártel del Uruguay (PCU) al que se le ha concedido la nacionalidad paraguaya.

Preguntado por este caso durante la reapertura de la embajada de Asunción en Montevideo, Abdo respondió que “nuestro gobierno fue el que derribó esa estructura criminal, dimos el golpe más profundo e impactante al crimen organizado en la historia de nuestro país”.

También subrayó que se han transferido a la sociedad paraguaya más de 250 millones de dólares en activos de los grupos del crimen organizado.

Abdo también señaló que su gobierno estaba trabajando conjuntamente con Uruguay, Brasil, Estados Unidos y Argentina debido a la “necesidad de tener una política de cooperación en la lucha contra el crimen organizado y de fortalecer nuestros sistemas de inteligencia” que el avión iraní-venezolano que se encuentra en el aeropuerto bonaerense de Ezeiza demostró tener.

Sobre las actividades de Marset, Abdo dijo que todo es “parte de la corrupción” que afecta a la región. “Antes de este hecho, era un ciudadano común hasta que se evidenciaron todos sus vínculos con el crimen organizado”.

“De todos modos, Paraguay, como cualquier país, no se salva de una burocracia pública que también está permeada por el crimen organizado y la corrupción; donde, obviamente, hay espacios donde el crimen organizado puede tener este tipo de facilidades como consecuencia de una burocracia pública contaminada por la corrupción y el crimen organizado”, agregó Abdo.

Categorías: Política, Paraguay.