MercoPress, in English

Viernes, 9 de diciembre de 2022 - 02:50 UTC

 

 

Médico brasileño elegido como próximo director de la OPS

Jueves, 29 de setiembre de 2022 - 10:22 UTC
Barbosa iniciará su mandato de 5 años en 2023 Barbosa iniciará su mandato de 5 años en 2023

El candidato brasileño Jarbas Barbosa Da Silva ha sido elegido para suceder a Carissa Etienne, de Dominica, como director de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), según se ha anunciado este miércoles durante la 30ª Conferencia Sanitaria Panamericana en Washington, DC.

Barbosa, subdirector de la OPS desde 2018, comenzará su mandato de cinco años el 1 de febrero de 2023, con derecho a reelección.

Es licenciado en Medicina por la Universidad Federal de Pernambuco y especialista en Salud Pública y Epidemiología por la Escuela Nacional de Salud de la estatal Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz), en Río de Janeiro. También tiene una maestría en Ciencias Médicas y un doctorado en Salud Pública por la Universidad de Campinas (Unicamp), en el Estado de São Paulo y ha sido secretario de Vigilancia Sanitaria en el Ministerio de Salud de Brasil.

El nombramiento de Barbosa frustró las esperanzas del Ministro de Salud de Uruguay, Daniel Salinas, que también competía por el puesto. Los medios de comunicación de Montevideo sostienen que recientes políticas de su país respecto al consumo de tabaco podrían haber influido en la decisión final de la OPS. Salinas recibió cuatro votos en la primera ronda y ninguno en la segunda, que se resolvió entre Barbosa y el panameño Camilo Alleyne.

“Damos la bienvenida al nombramiento del nuevo Director de @ops Dr. Jarbas Barbosa. Hicimos todo lo posible”, tuiteó Salinas.

Mientras tanto, expertos de la OPS informaron este miércoles durante un evento paralelo a la 30ª Conferencia Sanitaria Panamericana que la carga de las condiciones de salud mental en las Américas aumentó como resultado de la pandemia de COVID-19.

“La pandemia de COVID-19 ha afectado negativamente la salud mental y el bienestar de todos, en todas partes”, dijo Etienne en el evento llamado “Aprovechando las lecciones aprendidas de la pandemia de COVID-19 para abordar los desafíos de salud mental de la región en el futuro”.

La jefa saliente de la OPS añadió que “hemos visto que las tasas de estrés, depresión y ansiedad se han disparado en nuestra región, y las personas que viven en condiciones de vulnerabilidad, que tradicionalmente han experimentado una mayor carga de afecciones de salud mental y también tienen un acceso desigual a la atención, se encuentran entre las más afectadas”.

Según un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la prevalencia mundial de la ansiedad y la depresión aumentó un 25% sólo en el primer año de la pandemia.

“En las Américas, el COVID-19 exacerbó un problema ya crítico. La región se enfrenta a un aumento de las tasas de suicidio, y algunos países experimentan las tasas de suicidio más altas del mundo”, advirtió la OPS.

“Los servicios de salud mental han estado crónicamente subfinanciados, con recursos inadecuadamente dirigidos a las instituciones mentales en lugar de al primer nivel de atención en la comunidad”, continuó.

“También es frecuente la escasez de profesionales sanitarios cualificados”, señaló el organismo.

“Los Estados miembros de la OPS encontraron enfoques innovadores para responder a las demandas de salud mental durante la pandemia del COVID-19, incluyendo el uso de la telesalud”, dijo Etienne.

En opinión de la OPS, “se necesita mucho más para asegurar una verdadera transformación de la salud mental a través de acciones políticas al más alto nivel, fortaleciendo las asociaciones multisectoriales, las inversiones en infraestructura, los recursos humanos y los servicios”.

La OPS fue creada en 1902 y también funciona como la oficina regional en las Américas de la Organización Mundial de la Salud.