MercoPress, in English

Lunes, 26 de setiembre de 2022 - 11:44 UTC

 

 

Exportaciones de litio ganan ritmo en Argentina

Lunes, 29 de agosto de 2022 - 10:36 UTC

Según el último informe de la Secretaría de Minería de la Nación de Argentina, el litio no está lejos de ocupar el primer lugar en la industria minera, mientras que el oro y la plata siguen liderando.

El documento difundido por el organismo que dirige desde diciembre la ex ministra de Minería de la provincia de Catamarca, Fernanda Ávila, muestra datos hasta julio de 2022 que indican que el mes pasado las exportaciones mineras ascendieron a 291 millones de dólares, un 15% más que en julio de 2021, acumulando 2.209 millones de dólares en los primeros siete meses del año, un crecimiento del 31% interanual.

Las dos principales provincias mineras siguen siendo Santa Cruz y San Juan. Santa Cruz tuvo ventas al exterior por US$ 1.000 millones (45,2% del total exportado), y San Juan por US$ 524 millones (23,7%). Pero en las provincias del noroeste, el negocio se está acelerando gracias al litio.

Mientras que las exportaciones mineras de Santa Cruz y San Juan aumentaron un 14,9% y un 23,3%, las de Catamarca, Salta y Jujuy, el “triángulo del litio” de Argentina, aumentaron un 65% en el mismo periodo.

En julio, las exportaciones mineras de Santa Cruz cayeron un 33,3% interanual y fueron, para ese mes, las más bajas de los últimos cuatro años. Sin embargo, las de Catamarca, Salta y Jujuy juntas aumentaron un 131,8%.

Estas tres provincias del noroeste argentino ya representan casi el 29% de las exportaciones mineras del país, superando a las de San Juan, y su peso en los últimos meses es aún mayor. En julio exportaron 128 millones de dólares, casi un 35% más que los 95 millones de dólares de Santa Cruz. En julio, además, las ventas de litio superaron a las de plata y representaron por sí solas el 15% de las exportaciones mineras del país.

Aunque los principales negocios mineros del país siguen estando en San Juan (Veladero) y Santa Cruz (Cerro Vanguardia, Cerro Negro, Cerro Moro), centrados en el oro y la plata, ya están en el mapa yacimientos de litio como el Salar de Olaroz y Pirquitas en Jujuy y Lindero en Salta, y el multimillonario proyecto de la empresa china Ganfeng Lithium, que a principios de julio compró por US$ 962 millones los derechos de Lithea Inc. sobre dos salinas de litio en Salta, que, a diferencia de Catamarca y Jujuy, aún no exporta el “oro blanco”. Ganfeng es uno de los proveedores de baterías de Tesla, el principal fabricante de vehículos eléctricos del mundo. Y China representa el 80% de la producción mundial de baterías: 558 GWh en 2021, frente a los 44 GWh de EE.UU. y los 28 GWh de Hungría.

Estados Unidos también está muy interesado en el litio argentino. Hace un año, un estudio del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS) señalaba que Argentina “es el caso más prometedor para la expansión de la industria del litio”. El país, destacaba el estudio, tiene las segundas reservas más grandes del mundo, detrás de Bolivia, y las terceras “comercialmente viables”, detrás de Chile y Australia, y destacaba dos operaciones en marcha, en Jujuy y Catamarca: los salares de Olaroz y Hombre Muerto. El estudio, firmado por Ryan Berg, investigador senior del CSIS, subrayó que el país es el principal proveedor de litio de Estados Unidos, y en base a datos oficiales, precisó que entre 2016 y 2019, el 55% del litio importado por Estados Unidos provino de Argentina, seguido por Chile (36%) y China (5%).

Detrás de este dinamismo del litio está la llamada “transición energética”, conceptos como la “electromovilidad”, fenómenos como el de Tesla, con impacto en la industria automotriz mundial, y el aumento de los precios de los minerales necesarios para fabricar baterías, como el níquel, el grafito y el litio. Según Trading Economics, en los últimos doce meses, el precio del carbonato de litio aumentó un 335%, mientras que el precio del oro y la plata cayeron un 5% y un 21% respectivamente.

Las exportaciones mineras todavía no tienen un gran peso en las exportaciones argentinas: en los primeros siete meses, representaron poco más del 4% del total. Pero es uno de los sectores (los otros son Energía, Agroindustria y Economía del Conocimiento) al que el equipo económico encabezado por Sergio Massa está apostando para atraer inversiones internacionales con proyección exportadora. La principal limitación sigue siendo el régimen cambiario y lo poco atractivo que resulta para los inversores extranjeros enterrar capitales en un país que no da seguridad de acceso a las divisas.

El oro (61,5%) y la plata (38,3%) representan más del 99% de las exportaciones mineras de Santa Cruz, mientras que el oro por sí solo representa el 96,5% de las exportaciones de San Juan. En las provincias del noroeste, la cesta está más equilibrada y se inclina hacia el litio, que en los primeros siete meses del año representó el 52,7% de las exportaciones mineras, frente al 24,3% del oro y el 15,7% de la plata.

En cuanto al destino de las exportaciones, Suiza (35,2%), Estados Unidos (33,1%) y Canadá (21,9%) absorben más del 90% de las exportaciones de oro y plata de Santa Cruz y Suiza (51,4%) e India (45,1%) más del 95% de las de San Juan. Las provincias del “triángulo del litio” tienen una clientela más diversificada: venden el 25,7% de sus minerales a Estados Unidos, el 24,8% a China, el 17,2% a Japón, el 10,3% a Corea del Sur y el 22% al “resto del mundo”.

(Fuente: Infobae)

Categorías: Energía, Inversiones, Argentina.
Tags: litio.