MercoPress, in English

Lunes, 26 de setiembre de 2022 - 12:27 UTC

 

 

Fuerzas peruanas causan bajas a rebeldes de Sendero Luminoso

Viernes, 19 de agosto de 2022 - 10:27 UTC
José debe estar herido y escondido en algún lugar, dijo el general Gómez de la Torre José debe estar herido y escondido en algún lugar, dijo el general Gómez de la Torre

Las fuerzas regulares peruanas abatieron entre 10 y 15 miembros del grupo rebelde Sendero Luminoso durante un despliegue de la “Operación Patriota” en el que el líder rebelde Víctor Quispe Palomino, también conocido como “Camarada José”, logró escapar a pesar de estar herido.

Una fuerza de tarea del Ejército peruano golpeó a los remanentes de la antigua guerrilla de los años 80 en el valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro.

“Se estima que hay entre 10 y 15 muertos y un buen número de heridos, según las evidencias encontradas en la zona”, explicó el jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas (CCFFAA), general Manuel Gómez de la Torre, quien agregó que se trató de una operación conjunta de las Fuerzas Armadas, la Policía Nacional y el Ministerio Público.

Gómez de la Torre también señaló que no fue posible capturar al camarada José, pero, sin embargo, se incautaron algunos de sus objetos personales, como ordenadores, gafas, fusil, bastón, ropa con su nombre y el sombrero que usaba en las entrevistas con los medios de comunicación.

También se incautaron armas como fusiles, subametralladoras, escopetas y “abundante documentación que será importante para las labores de inteligencia”, dijo el general.

“Hemos logrado desbaratar su sistema de mando de control y comunicaciones y su sistema de abastecimiento”, señaló Gómez de la Torre. “Es un golpe fuerte” para los rebeldes, prosiguió. “Hoy han pasado de la preocupación a la desesperación gracias al trabajo de las Fuerzas Armadas, la Policía Nacional del Perú y el Ministerio Público”.

“Tengan la seguridad de que estas personas ya no podrán regresar con seguridad a su reducto”, insistió.

Según las Fuerzas Armadas, la operación implicó un alto grado de dificultad debido a que la zona estaba fortificada con bases, túneles y escondites terroristas, además de la densa vegetación y el clima adverso.

”En nuestro cálculo de bajas asumimos que podíamos tener algunas naves derribadas y bajas humanas (...) una vez que las tropas pisan tierra comienza la progresión y cada uno de los objetivos va cayendo hasta llegar al escondite de Víctor Quispe Palomino, alias José“, destacó también el general.

”Suponemos que por la sangre que encontramos en ese lugar, y porque ya no estaba allí, … suponemos que (José) está herido y escondido en algún lugar...”, prosiguió.

La Operación Patriota había comenzado el 11 de agosto. Se informó de que dos soldados habían resultado heridos.

Categorías: Política, América Latina.