MercoPress, in English

Jueves, 18 de agosto de 2022 - 12:59 UTC

 

 

Se avecina empeoramiento del clima en Latinoamérica

Sábado, 23 de julio de 2022 - 11:04 UTC
El suministro de alimentos y agua se verá afectado, advierte el informe de la agencia de la ONU  El suministro de alimentos y agua se verá afectado, advierte el informe de la agencia de la ONU

Las consecuencias del cambio climático seguirán empeorando en América Latina y el Caribe, afectando a la salud, el desarrollo y el suministro de alimentos, según un informe de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) de la ONU publicado este viernes.

El documento, titulado “El estado del clima en América Latina y el Caribe 2021”, también anuncia que los fenómenos meteorológicos extremos, como la sequía, el deshielo y la deforestación, seguirán teniendo “profundas repercusiones” en los ecosistemas, en la seguridad alimentaria y del agua, en la salud de las personas y en la lucha contra la pobreza.

“Desgraciadamente, se espera que los impactos en la región empeoren a medida que la atmósfera y los océanos sigan cambiando rápidamente. El suministro de alimentos y agua se verá afectado. Los países y las ciudades, así como las infraestructuras necesarias para apoyarlos, estarán expuestos a riesgos crecientes. La salud y el bienestar de las personas se verán afectados negativamente, al igual que los ecosistemas naturales”, dice el informe.

El documento también mostró que la tendencia al calentamiento en América Latina y el Caribe continuó en 2021, con una tasa media de aumento de la temperatura de unos 0,2 grados centígrados por década entre 1991 y 2021, en comparación con los 0,1 grados por década entre 1961 y 1990.

El documento de la OMM también señala que los glaciares de los Andes tropicales han perdido al menos el 30% de su superficie desde 1980, mientras que el nivel del mar en la región ha seguido aumentando a un ritmo más rápido que a nivel mundial, y la temporada de huracanes del Atlántico de 2021 fue la tercera más activa jamás registrada en la región, con 21 tormentas, incluidos siete huracanes.

También en 2021, las lluvias extremas provocaron inundaciones y corrimientos de tierra, mientras que la deforestación en la selva amazónica brasileña alcanzó su nivel más alto desde 2009. “Es probable que las condiciones de sequía se intensifiquen en la Amazonia, el noreste de Brasil, América Central, el Caribe y partes de México, mientras que los efectos de los huracanes podrían aumentar en América Central y el Caribe”, advierte también el documento.

“El cambio climático amenaza sistemas vitales de la región, como los glaciares de los Andes, los arrecifes de coral de Centroamérica o la selva amazónica, cuya situación está cerca de ser crítica y corre el riesgo de sufrir daños irreversibles”, subraya además el informe.

Según datos de la Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres (UNDRR), se espera que entre 2020 y 2022 se produzcan 175 desastres en América Latina y el Caribe, señaló también la OMM.