MercoPress, in English

Viernes, 12 de agosto de 2022 - 03:12 UTC

 

 

Ejecutivos de la aerolínea venezolana aseguran que no hay nada malo en el 747

Martes, 28 de junio de 2022 - 10:01 UTC
“No tenemos nada que ocultar”, dijo Arraga  “No tenemos nada que ocultar”, dijo Arraga

El director general de Emtrasur, César Pérez, dijo en una entrevista que los tripulantes iraníes del Boeing 747-300 de la compañía incautado en el aeropuerto internacional de Ezeiza en Buenos Aires eran instructores de vuelo y que el escándalo que se ha desatado es “ridículo”.

La empresa venezolana Emtrasur es una filial de carga de la estatal Conviasa y el avión pertenecía a la compañía iraní Mahan Air. Queda por determinar si había sido vendido a Emtrasur o si simplemente estaba en “wet lease” (un procedimiento de alquiler que incluye a la tripulación).

Pérez hizo estas declaraciones desde Caracas en una llamada de Zoom con la reportera venezolana Orlenys Ortiz y el gerente de finanzas de Emtrasur, Mario Arraga, que estaba a bordo del avión y que, por tanto, tiene prohibición judicial para salir de Argentina.

Pérez sostuvo que le parecía “ridículo que en Argentina se escandalicen” por la llegada de la tripulación de 14 venezolanos y 5 iraníes, actualmente alojados en un hotel de la zona de Ezeiza.

Tanto Pérez como Arraga esquivaron el tema de las pruebas contundentes que vinculan a la tripulación iraní con la Fuerza Quds y probablemente con el tráfico de armas. Arraga explicó, sin embargo, que la presencia de los pilotos asiáticos “siempre se ha limitado a la fase de instrucción de vuelo”, mientras que la obedecía a que era el primer vuelo de la compañía a Argentina y había que establecer vínculos con funcionarios locales de distintos niveles, según Pérez.

“No tenemos nada que ocultar y todo lo que encuentren será un reflejo de lo que somos, trabajadores que forman parte de una empresa emblemática y punta de lanza de carga en la región”, continuó Arraga.

Mientras tanto, un indocumentado iraní ha sido detenido en la provincia de Entre Ríos cuando hacía gestiones para viajar a Uruguay. “Apenas habla inglés. Aparentemente con un DNI de una persona de Corrientes y licencia de conducir de Buenos Aires. Decía ser iraní. ¿Podría ser un instructor de vuelo?”, dijo en Twitter el diputado opositor de JxC Gerardo Milman.

Según fuentes del Gobierno, el sospechoso “no estaría en sus cabales”, se informó.
La detención se produjo cuando un conductor de autobús le escuchó decir algo extraño y alertó a la policía. Fue entonces cuando las autoridades descubrieron que tenía documentación falsa. Llevaba una licencia de conducir de una persona de Buenos Aires y un DNI de otra persona de Corrientes.

Según versiones no confirmadas, dijo ser ”Asan Azad, 28 años, fecha de nacimiento 16/05/1994, nacido en Irán, nacionalidad iraní, hijo de Azan Ramazan (padre) y Zara Rivan (madre)“, pero otros medios locales mencionaron que podría ser un ciudadano iraquí que había adquirido nacionalidad iraní.

El sospechoso también ha sido detenido antes en Argentina, en la provincia de La Rioja, donde afirmó ser palestino. En esa ocasión, había dicho a los funcionarios de Migraciones que ”viajó en avión desde Teherán en 2016, llegando 12 días después a Venezuela.“ Desde allí ”intentó obtener la ciudadanía venezolana, al no conseguirla, viajó a Ecuador”, donde también solicitó la ciudadanía, pero el proceso se alargó demasiado y perdió todos sus papeles. De ahí viajó a Perú y Bolivia y entró a pie en Argentina a finales de 2021, de lo que no hay constancia.