MercoPress, in English

Martes, 7 de febrero de 2023 - 21:45 UTC

 

 

Bolsonaro reza para que se encuentre al periodista británico desaparecido

Miércoles, 8 de junio de 2022 - 10:02 UTC
Dom Phillips y Bruno Araújo Pereira habían recibido amenazas recientemente Dom Phillips y Bruno Araújo Pereira habían recibido amenazas recientemente

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, dijo este martes que cualquier cosa puede suceder en el caso de un periodista británico y un experto local en asuntos indígenas que desaparecieron el domingo en el Valle de Javari, en la Amazonia.

“Dos personas en un barco, en una región como esa, completamente salvaje, es una aventura que no es recomendable hacer. Cualquier cosa puede pasar”, lamentó Bolsonaro. “Podría ser un accidente, podrían haber sido ejecutados...”, añadió.

Dom Phillips, de 57 años, colaborador de The Guardian, estaba investigando para un libro cuando desapareció en el estado de Amazonas junto a Bruno Araújo Pereira, ex experto de la agencia gubernamental de asuntos indígenas de Brasil (Funai).

Están desaparecidos desde que salieron de la aldea de Sao Rafael hacia el municipio de Atalaia do Norte, en el oeste de la Amazonia, Tierra Indígena del Valle de Javarí, y en la frontera con Perú y Colombia.

“Pido a Dios que los encuentren pronto. Las Fuerzas Armadas están trabajando muy duro en la región”, dijo también Bolsonaro. Subrayó que la Marina brasileña comenzó a investigar el caso el domingo por la tarde, poco después de que se informara de que los investigadores no habían llegado a horario a Atalaia do Norte.

“Estamos siguiendo el caso de la desaparición del periodista británico Dom Phillips que estaba con el indigenista Bruno Araújo Pereira en la Amazonía”, publicó la encargada de negocios británica, Melanie Hopkins.

“Mi hermano Dom está profundamente comprometido con la Amazonia, sabíamos que era un lugar peligroso, pero él creía que es posible salvar la naturaleza y los pueblos indígenas”, ha declarado Sian, hermana de Phillips.

“Pedimos a las autoridades brasileñas que hagan todo lo posible para saber dónde está, el tiempo es crucial, cada minuto importa”, añadió en un vídeo en las redes sociales.

Phillips ha vivido durante 15 años en Brasil, donde realizó varios reportajes sobre la selva y los pueblos indígenas.

La Policía Federal ha interrogado a dos sujetos -alias Churrasco y Janeo- que habrían tenido un encuentro con los expedicionarios, pero ambos fueron liberados poco después, según la prensa local.

“No descartamos la posibilidad de un crimen”, dijo el comisario de la Policía Interior del Estado de Amazonas, Guilherme Torres.

La compañera de Araújo Pereira, la antropóloga Beatriz de Almeida, dijo que “conozco bien la región, sé que allí pueden ocurrir accidentes, pero tengo miedo de las amenazas que sufrió”.

Phillips ha trabajado en otras ocasiones con Araújo Pereira en esta zona plagada de garimpeiros o buscadores de minerales como el oro, madereros y pescadores que acosan a los indígenas. Además, los narcotraficantes de Colombia y Perú utilizan la zona para enviar cargamentos a las organizaciones criminales brasileñas.

Se sabe que en la zona viven varios pueblos nativos que nunca tuvieron contacto o vínculos recientes con la civilización occidental.

”Destacamos que en la semana de la desaparición el equipo (de Phillips y Araújo Pereira) recibió amenazas, que no fueron las primeras”, dijeron en un comunicado la Unión de Pueblos Indígenas del Valle de Javarí (União dos Povos Indígenas do Vale do Javarí - Unijava) y el Observatorio de los Derechos Humanos de los Pueblos Indígenas Aislados (Opi).

Araújo Pereira había sido funcionario de la estatal Fundación Nacional del Indio (Funai) hasta 2019. Se dice que dejó su empleo debido a las dificultades que tenía para “poder trabajar con los indios aislados”, según Folha de São Paulo.

Mientras tanto, Greenpeace señaló la “política antiindígena” del gobierno de Bolsonaro. “El Brasil de Bolsonaro da licencia para que la depredación ocurra a plena luz del día, especialmente en las tierras indígenas, donde el aumento de la violencia es notorio”, ha dicho la ONG.

Human Rights Watch también ha insistido en que es “urgente que las autoridades dediquen todos los recursos necesarios” para encontrar a los desaparecidos.

Categorías: Política, Brasil.