MercoPress, in English

Jueves, 11 de agosto de 2022 - 11:30 UTC

 

 

Nicaragua proscribe a la Academia de la Lengua española y otras 82 ONG

Miércoles, 1 de junio de 2022 - 10:40 UTC
El proyecto del diputado Filiberto Rodríguez fue aprobado sin debate El proyecto del diputado Filiberto Rodríguez fue aprobado sin debate

La Asamblea Legislativa de Nicaragua ha aprobado sin debate el proyecto de ley del diputado sandinista Filiberto Rodríguez para ilegalizar la Academia de la Lengua y otras 82 ONG que, según el Ministerio del Interior (Mingob), han incumplido la normativa financiera en materia de donaciones procedentes del extranjero.

Estas entidades “han transgredido e incumplido sus obligaciones” y han “entorpecido el control y la vigilancia” que se realiza sobre estas organizaciones.

El Ministerio alegó que las agrupaciones ahora ilegalizadas no se habían registrado como agentes extranjeros, además de no presentar sus registros financieros y no promover la transparencia en el uso de los fondos, lo que dificulta determinar si se utilizan para los objetivos y fines para los que se les concedió la personería jurídica.

La Academia Nicaragüense de la Lengua (ANL), con sede en Managua, fue creada en agosto de 1928. Entre sus miembros destacados se encuentran el escritor Sergio Ramírez y la novelista y poeta Gioconda Belli, ambos exiliados en España.

La ANL rechazó las acusaciones y mencionó que trabaja “en la revisión, enmiendas y contribuciones a la nueva gramática de la lengua española y al diccionario de la lengua española”.

El gobierno aprobó a finales de 2020 una ley que obliga a las personas jurídicas que reciben fondos del extranjero a registrarse como agentes extranjeros y a dar cuenta de cómo gastan el dinero o cómo utilizan las donaciones que reciben.

En España, el director de la Real Academia Española (RAE), Santiago Muñoz Machado, dijo que el cierre de la Academia nicaragüense por parte del gobierno de Daniel Ortega era “un paso más allá de la opresión” y equivalía a “cortar la lengua del pueblo”.

Muñoz Machado dijo a los periodistas que estaba “devastado” por la decisión del gobierno nicaragüense. “Vamos a luchar por... el beneficio directo del pueblo, que es el dueño de la lengua” de la entidad nicaragüense, añadió.

“Ya no es una agresión a la libertad, a la libertad de asociarse o de opinar; es cortarle la lengua a la gente y dar un paso más en la opresión. Es intolerable desde cualquier punto de vista”, subrayó.

Categorías: Política, América Latina.