MercoPress, in English

Miércoles, 10 de agosto de 2022 - 11:44 UTC

 

 

Reservas fiscales de Argentina en duda por necesidad de recalcular inflación

Jueves, 28 de abril de 2022 - 10:57 UTC
El acuerdo con el FMI preveía una inflación anual de entre el 38 y el 48%, por lo que habrá que hacer ajustes El acuerdo con el FMI preveía una inflación anual de entre el 38 y el 48%, por lo que habrá que hacer ajustes

El director del Fondo Monetario Internacional (FMI) para el Hemisferio Occidental, Ilan Goldfajn, admitió que las pautas de inflación previstas en el reciente acuerdo de Argentina con el organismo financiero deben ser modificadas para reflejar la fuerte variación de los precios.

Según Goldfajn, el Gobierno argentino deberá reconocer que, por segundo año consecutivo, los precios subieron por encima de los 50 puntos porcentuales. Además de eso, el economista brasileño también reconoció que albergaba dudas sobre el cumplimiento de las metas fiscales, monetarias y de acumulación de reservas.

“El programa tiene supuestos y metas. La inflación es un supuesto y estos pueden cambiar debido a nuevos shocks en la economía global”, dijo Goldfajn.

Sus declaraciones coincidieron con la valoración del ministro de Economía argentino, Martín Guzmán, de que las metas cuantificables no se modificarán, aunque algunos políticos del gobernante Frente de Todos (FdT) ven dificultades para alcanzar las metas fiscales, monetarias y de acumulación de reservas.

Recalcular la inflación conllevará un reajuste presupuestario antes de la primera revisión trimestral, además de las repercusiones políticas de admitir el desbarajuste inflacionario.

Según consultores privados, la inflación en Argentina para el año 2022 se prevé en un 57%. El acuerdo con el FMI suponía una tasa inflacionaria entre el 38 y el 48%.

“Es lógico hacer una recalibración del Presupuesto. Ahora estamos trabajando con la prórroga de la ley de 2021, actualizada hacia el 30 de junio de ese año. Y es obvio que los valores cambian porque hubo una inflación de alrededor del 50% a la que hay que sumar el escenario bélico y sus consecuencias”, dijo una fuente del Ministerio de Economía citada por BAE Negocios.

“El anuncio del paquete de apoyo a los ingresos disparó la idea de que no se cumplirán las metas y que habrá más emisión [de dinero]”, dijo Agustín D'Attelis al periódico.

Otras fuentes citadas por BAE Negocios prevén que los subsidios sociales adicionales supondrán un coste fiscal adicional del 1,2% del PIB, lo que provocaría la necesidad de solicitar algún tipo de dispensa al FMI, a no ser que se apruebe el polémico impuesto a las ganancias imprevistas, que supondría unos ingresos en torno al 0,41% del PIB.

La actual evolución de las reservas del Banco Central argentino llevará a un incumplimiento de la meta, incluso con el desembolso extra del FMI, lo que traería aparejada una devaluación “del tipo de cambio oficial”, señaló D'Attelis.

(Fuente: BAE Negocios)

Categorías: Economía, Argentina.
Tags: FMI.