MercoPress, in English

Jueves, 1 de diciembre de 2022 - 09:50 UTC

 

 

Senadores argentinos quieren gravar activos en el exterior para pagar al FMI

Martes, 29 de marzo de 2022 - 10:45 UTC
Quienes no cumplan con el pago de este aporte corren el riesgo de ir a prisión Quienes no cumplan con el pago de este aporte corren el riesgo de ir a prisión

Legisladores del gobernante Frente de Todos (FdT) de Argentina sugirieron este lunes un nuevo impuesto sobre activos y dinero en el extranjero no declarado al Tesoro local para pagar parte de la deuda externa, a través de un “fondo nacional para la cancelación de la deuda con el FMI”.

“Se busca que quienes tengan bienes en el exterior que se fugaron y no estén declarados ante Hacienda realicen un aporte especial de emergencia”, explicó el bloque de Senadores en un comunicado.

La iniciativa es valorada positivamente por el Gobierno de Alberto Fernández, según la vocera Presidencial Gabriela Cerruti.

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner solicitó este lunes durante una reunión con el embajador de Estados Unidos, Marc Stanley, la ayuda de Washington para aprobar el proyecto de ley que impulsa el gobierno en la Cámara Alta.

El viernes pasado, el directorio del FMI aprobó un nuevo programa de facilidades extendidas por el cual prestará a Argentina alrededor de US$ 45.000 millones para cancelar deudas por un monto similar contraídas en 2018 bajo el entonces presidente Mauricio Macri (2015-2019).

El nuevo acuerdo fue avalado por una mayoría legislativa, a pesar de los votos en contra de legisladores leales a la exjefa de Estado, quienes se oponen al ajuste fiscal que trae consigo el nuevo programa.

El nuevo proyecto de ley, que ya ha sido rechazado por varios líderes de la oposición, apunta a quienes tienen bienes no declarados en el extranjero. Si los declara inmediatamente al Fisco, deberá pagar una contribución del 20% en dólares sobre dichos bienes, pero si los declara después de seis meses de la entrada en vigencia de la ley, la tasa será del 35%, explicaron los autores de la iniciativa. Quienes no cumplan con el pago de este aporte correrían el riesgo de ir a prisión, también se informó.

La iniciativa alcanza incluso a quienes hayan cambiado su residencia fiscal a otro país cuando el verdadero lugar de vida y de negocios sigue siendo la Argentina e incluso propone la utilización de la figura del “colaborador”, que ayudaría a Hacienda a encontrar activos no declarados y que será recompensado con hasta un 30% de lo obtenido por la información brindada.

Próximamente se presentará otro proyecto de ley para modificar las excepciones al secreto bancario, bursátil y fiscal, se informó.

Según los senadores, hay US$ 417.507 millones pertenecientes a ciudadanos argentinos en el exterior o fuera del sistema financiero argentino, de los cuales sólo US$ 69.000 millones han sido declarados al Tesoro.

Categorías: Economía, Política, Argentina.