MercoPress, in English

Miércoles, 17 de agosto de 2022 - 01:31 UTC

 

 

Petropar baja precio de combustible a partir del 21 de marzo

Lunes, 21 de marzo de 2022 - 10:44 UTC
Haas explicó que no se crearía ningún impuesto nuevo Haas explicó que no se crearía ningún impuesto nuevo

El precio del combustible en los surtidores de Paraguay se reducirá a partir de este lunes, anunció la empresa estatal Petropar.

El diesel tipo III bajará G. 500 (US$ 0,072) por litro a G. 6.050 (US$ 0,87), mientras que la nafta de 93 octanos se reducirá en G. 300 (US$ 0,043) para venderse por G. 6.910 (US$ $0.99).

Un aumento de más del 20% a principios de este año provocó una serie de huelgas de camioneros, que bloquearon la mayoría de las carreteras hasta que se encuentre una solución duradera.

En ese escenario, las autoridades paraguayas han previsto un fondo de estabilización de combustibles, pero tras descartarse el endeudamiento, se buscan nuevas fuentes de financiamiento.

Otra forma de bajar el precio del combustible sería eliminar las cuotas de combustible actuales para todos los funcionarios y organismos gubernamentales y aumentar el Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) al tabaco y al combustible (excepto Petropar) por solo dos meses.

Una disposición peculiar que se está considerando es que las estaciones de Petropar en las ciudades fronterizas podrían vender solo hasta cinco litros de diésel común y nafta 93 a vehículos con placas extranjeras tan pronto como el proyecto se convierta en ley.

Los detalles del borrador propuesto se dieron a conocer el domingo. El viceministro de Economía, Iván Haas, explicó que no se creará ningún nuevo impuesto, pero que se estudiará elevar el porcentaje de recaudación sobre los ya existentes.

Mientras tanto, las comunidades campesinas e indígenas comenzaban a convocarse en Asunción el domingo para una manifestación masiva lunes y martes. Integrantes de la Organización Nacional de Campesinos Paraguayos y de la Asociación Nacional de Mujeres Progresistas, ambas de la Coordinadora Nacional Intersectorial (CNI) junto a la Federación Nacional Campesina (FNC), se quejarán del alza en los precios de los combustibles y la falta de asistencia de las autoridades.

Los grupos también protestarán contra el aumento de los precios de los alimentos y exigirán más asistencia y políticas públicas para los grupos campesinos e indígenas, que desde 2020 presionan por la aplicación de la Ley 6669/2020, que prevé la reactivación de la agricultura familiar.