MercoPress, in English

Miércoles, 10 de agosto de 2022 - 11:10 UTC

 

 

Puerto nuevo en Falklands: una renuncia y más cuestionamientos al proyecto

Viernes, 18 de marzo de 2022 - 10:15 UTC

El tema del puerto nuevo en las Islas Falkland no termina de asentarse pues a pesar de un informe medioambiental fulminante de la Falklands Conservation, y la recomendación de la Comisión de Construcción y Planificación, --la cual decide sobre los permisos de construcción en las Islas--, de denegar la solicitud para proceder, el Consejo Ejecutivo se expidió en favor de ir adelante con las obras, ignorando en gran parte las críticas al proyecto.

La polémica decisión trajo como consecuencia la inmediata renuncia de una integrante de la Comisión de Construcción y Planificación, aunque la autorización aprobada no resultó un cheque en blanco, por lo menos en esta etapa.

En efecto el Consejo Ejecutivo dio luz verde, como parte de la solicitud de construcción, al desmantelamiento de las actuales instalaciones, FIPASS, un conjunto de módulos acomodados en forma de muelle que datan desde 1983, al final del conflicto cuando el movimiento de las fuerzas británicas que liberaron las Islas de la invasión y ocupación militar argentina.

Pero también agregó que como parte de la solicitud se continúa a evaluar otros potenciales desmantelamientos, al igual que la elaboración del detallado diseño final que aún falta completar y reveló que prosiguen los contactos “con aquellos partidos interesados como parte del proceso”.

La renunciante integrante de la Comisión de Planificación y Construcción, Jo Turner comentó al semanario Penguin News sus serias preocupaciones sobre el puerto ”incluyendo la ruta de acceso al obrador cruzando los invernáculos de Stanley Growers; la opción muy cara elegida para desmantelar los módulos de FIPASS; los olores de las bolsas de limo a extraerse, las largas jornadas de trabajo en el puerto (desde 06:00 AM a 11:00 PM), los elevados costos de toda la obra portuaria y la falta de una participación “de calidad” por parte de la opinión pública de las Islas“

”Ni una palabra de las que elevamos como comunidad ha sido recogida o escuchada“, dijo Jo Turner, y por tanto no le quedaba otra opción que la de renunciar a la Comisión.

Andy Stanworth, en nombre de Falklands Conservation dijo que ”la decisión de seguir adelante con la propuesta actual representa el sellado automático de un proceso que fracasó en responder al mandato político de la comunidad en materia de medio ambiente“.

”Decepcionantemente, poca participación de las partes interesadas junto a un Estudio de Impacto Medioambiental muy flaco nos condujo a oportunidades desperdiciadas para aprovechar un medio ambiente costero para la capital Stanley. La integración de objetivos y compromisos políticos sobre medio ambiente en la toma de decisiones desde el principio podrían haber evitado estos temas. Condiciones de planificación más fuertes y ambiciosas puede que ayuden en avanzar para encarar estos temas, pero seguramente resulten insuficientes“

El legislador electo con responsabilidad sobre la cartera de Servicios Comerciales, MLA Mark Pollard, sostuvo, ”estoy contento que la solicitud de planificación, para el desarrollo del puerto ha sido aprobada. Como gobierno hemos trabajado muy duro para asegurarnos que contamos con el mejor desarrollo planificado y preparado para hacer frente a nuestras necesidades como lo son una población y una economía crecientes. FIPASS ha sido increíblemente útil para nuestras Islas, pero ya está al límite de su vida operativa. Estamos presionados para construir un puerto nuevo que sirva de apoyo al futuro crecimiento de nuestra economía“.

MLA Pollard agregó, ”como gobierno nos hemos visto involucrados con partes interesadas claves y la propia comunidad, desde que se le otorgara el contrato a BAM Nutall. La empresa llegó a las Islas por primera vez en setiembre del 2020 para elaborar el proceso de consultas más amplio y extenso que haya encarado el gobierno de las Falklands. A medida que el desarrollo avanza nos hemos de asegurar que tanto el público con las partes interesadas se mantengan bien informadas y al día“.

Empero habría que agregar que cuando se trata de proyectos o solicitudes que cuentan con el apoyo del gobierno, tal este caso, junto a la constructora BAM Nutall, la Comisión de Planificación y Construcción no está en condiciones de rechazarla y en caso de hacerlo al llegar al Consejo Ejecutivo lo más seguro es que resulte aprobada, tal cual aconteciera ahora.

Sin embargo el optimismo del legislador electo, por la aprobación, mereció una primera crítica desde las páginas del Penguin News, donde el editorialista de turno, admitió su sorpresa ante esa posición.

El Consejo Ejecutivo funciona bajo la presidencia del Gobernador de las Islas y cuenta con tres miembros electos del Legislativo, en este caso MLAs Leona Roberts, Roger Spink y John Birmingham.

Escribió el editorialista, ”hace apenas dos semanas bromeaba que el gobierno de las Islas iba a darle el visto bueno a BAM Nutall sin exigirle más detalles de la obra, confiando en que emperezarían a darle algo de bolilla a las preocupaciones de la comunidad sobre temas de medio ambiente y asuntos prácticos. Nunca imaginé estar escribiendo, aclarando que aquellos era apenas un chiste, pues saltaba a ojos vista que en realidad algo de eso era absurdo“.

”En efecto, el desilusionante Estudio de Impacto Medioambiental presentado por la constructora BAM disparó una respuesta contundente y terminante de Falklands Conservation, la cual ahora puede ser sublimemente ignorada. Sabemos que un miembro de la Comisión de Construcción y Planificación ya renunció en tanto otros están considerando esa posibilidad.

La afirmación del legislador MLA Mark Pollard que, “como gobierno nos hemos involucrado con las partes interesadas claves y con la comunidad”, esconde un abanico de pecados, para decir lo menos. En efecto, los intentos del gobierno de darle al tema un giro de gran relevancia, ante la contratación de una empresa constructora internacional de reconocido prestigio, responden totalmente a oídos desafinados con respecto a la realidad. Es más sugiero que lo que corresponde son disculpas. Tal cual el dicho, “una cosa es que te orinen en la cabeza, pero por favor no trates de convencerme que está lloviendo”.