MercoPress, in English

Jueves, 6 de octubre de 2022 - 13:29 UTC

 

 

Vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, procesada en causa de los cuadernos

Miércoles, 16 de febrero de 2022 - 22:59 UTC
El fallo contó con los votos favorables de los jueces Diego Barroetaveña y Daniel Petrone, mientras que la magistrada Ana María Figueroa emitió un voto en contra. El fallo contó con los votos favorables de los jueces Diego Barroetaveña y Daniel Petrone, mientras que la magistrada Ana María Figueroa emitió un voto en contra.

Un Tribunal Federal de Argentina rechazó este miércoles un recurso de apelación presentado por la ex presidenta (2007-2015) y actual vicepresidenta del país sudamericano, Cristina Fernández de Kirchner, en relación con la llamada “causa de los cuadernos”.

El fallo, según fuentes judiciales citadas por EFE, que la defensa de la vicepresidenta apelará, contó con los votos favorables de los jueces Diego Barroetaveña y Daniel Petrone, mientras que la magistrada Ana María Figueroa emitió un voto en contra.

En septiembre de 2018, el juez Claudio Bonadio procesó a Fernández y pidió su prisión preventiva -que no se hizo efectiva porque tenía fueros como senadora- por la llamada “causa de los cuadernos de la corrupción”, al considerar que la ex presidenta fue jefa de una asociación ilícita que operó entre 2003 y 2015, además de beneficiaria de 27 hechos de coimas.

En ese sentido, el máximo tribunal penal rechazó la queja presentada por la defensa de la ex presidenta, el abogado Carlos Beraldi, al considerar que la resolución de su procesamiento “no es una sentencia definitiva ni un auto que ponga fin a la acción, a la pena o imposibilite la continuación del proceso”.

“En esta línea, la Corte Suprema de Justicia de la Nación ha sostenido que los pronunciamientos como el aquí recurrido no tienen el carácter de sentencia definitiva, en tanto su consecuencia es la obligación del imputado de continuar sometido a un proceso penal, ya que no ponen fin al pleito ni causan un agravio de imposible o insuficiente reparación posterior”, consideró Barroetaveña, quien actúa como presidente del tribunal.

Asimismo, el magistrado señaló que no existen indicios de “arbitrariedad” o “cuestión federal” que justifiquen la apertura de un recurso de casación, como solicitó la defensa de Fernández.

El juez federal también mantuvo el embargo de 1.500 millones de pesos (unos 14 millones de dólares) impuesto a la ex presidenta, ya que este tipo de medidas cautelares “no constituyen una sentencia definitiva” y, por tanto, “no son susceptibles de recurso” ante la Cámara de Casación.

En su voto disidente, la jueza Figueroa advirtió que si bien la resolución de la acusación no es definitiva, “en casos excepcionales es equiparable a tal, ya que provoca un grave daño de imposible o tardía reparación posterior que requiere de una inmediata tutela judicial”.

“Inferir la inadmisibilidad de las querellas presentadas en base a lo anterior vulnera elementales garantías convencionales y constitucionales del debido proceso y del derecho de defensa en juicio, colocando al imputado en un estado de indefensión ante la privación de la instancia de apelación”, indicó el juez.

La apelación

El abogado del vicepresidente confirmó a EFE que llevarán el caso a la Corte Suprema de Justicia “a través de un recurso extraordinario”, por lo que este procesamiento “aún no está firme”.

El “caso de los cuadernos”, uno de los casos de corrupción más mediáticos de los últimos años en Argentina, surgió cuando salieron a la luz ocho cuadernos escritos a mano por un chofer del extinto Ministerio de Planificación Federal de Argentina, el más relevante del kirchnerismo, en una investigación del diario La Nación.

Estos cuadernos contenían con detalle los movimientos que el chofer supuestamente realizó durante 10 años para cobrar grandes sumas de dinero a poderosos empresarios para luego entregarlas a altos funcionarios.

Este caso, de gran repercusión mediática, mantiene en prisión a varios ex altos funcionarios y empresarios kirchneristas, mientras que otros muchos implicados han admitido la existencia de una red de corrupción.

Categorías: Política, Argentina.