MercoPress, in English

Viernes, 2 de diciembre de 2022 - 06:36 UTC

 

 

COVID-19 no es la única amenaza infecciosa en Argentina

Lunes, 7 de febrero de 2022 - 09:59 UTC
Las cianobacterias pueden causar infecciones gastrointestinales, respiratorias, neurológicas, de la piel, del oído y de los ojos. Las cianobacterias pueden causar infecciones gastrointestinales, respiratorias, neurológicas, de la piel, del oído y de los ojos.

Los vacacionistas argentinos pueden contagiarse de otras enfermedades además del COVID-19, que incluso pueden acarrear síntomas mucho peores, se informó luego de que el Ministerio de Salud anunciara que había detectado cianobacterias en el AMBA (Área Metropolitana Buenos Aires: Ciudad de Buenos Aires y territorios aledaños) y en las provincias de Entre Ríos, Córdoba y Santa Fe.

El Ministerio emitió una advertencia y pidió a la población extremar las precauciones ante la exposición a las algas verdiazules que liberan toxinas en las aguas que durante la temporada estival son comúnmente utilizadas para refrescarse y constituyen una potencial amenaza para la salud ambiental y humana.

Según el Ministerio, se ha detectado la presencia de cianobacterias en las costas del Río de La Plata, en Berisso y Ensenada (sur de la Ciudad de Buenos Aires) y Tigre (norte); además de varias lagunas en las provincias de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe así como en la costa del Río Uruguay en Entre Ríos.

El Ministerio también explicó que las toxinas que liberan estas bacterias pueden causar una amplia variedad de infecciones gastrointestinales, respiratorias, neurológicas, de la piel, del oído y de los ojos. Los síntomas más comunes son diarrea, erupciones cutáneas, dolor de oído, tos e irritación ocular.

La exposición a las cianobacterias puede ocurrir tanto por la ingestión de agua contaminada como por la inhalación de los aerosoles que éstas desprenden. Además, también existe la posibilidad de infección si la persona que ingresa al agua tiene cortes o heridas abiertas.

“Los menores, las embarazadas y las personas con el sistema inmunitario debilitado o que tienen algún problema de salud previo son los grupos de riesgo con mayor probabilidad de contagio. En estos casos, es recomendable consultar a un médico antes de nadar en aguas naturales”, advirtió el Ministerio de Salud. También recomendó verificar si las playas estaban cerradas o bajo advertencia por razones de salud o seguridad, especialmente después de fuertes lluvias.

“Sequías y bajos niveles de agua, contaminación por actividad antrópica, altas temperaturas estacionales, junto con los impactos derivados del cambio climático contribuyen a la excesiva floración de este tipo de algas”, dijo el Ministerio.

Categorías: Medio ambiente, Argentina.