MercoPress, in English

Martes, 27 de setiembre de 2022 - 01:35 UTC

 

 

Castillo representa valores conservadores, dice Bolsonaro tras reunión

Domingo, 6 de febrero de 2022 - 19:38 UTC
Bolsonaro y Castillo parecían viejos amigos y el líder brasileño incluso tomó prestada la gorra de su colega Bolsonaro y Castillo parecían viejos amigos y el líder brasileño incluso tomó prestada la gorra de su colega

A pesar de la creciente oposición contra cada uno de ellos en sus propios países, los presidentes Jair Bolsonaro y su colega peruano Pedro Castillo Terrones se reunieron la semana pasada (jueves) en el estado amazónico brasileño de Rondonia, luego de lo cual ambos líderes dijeron que sus diferencias eran cosa del pasado.

 Si bien Bolsonaro anunció una importante reorganización del gabinete, Castillo ya lo hizo la semana pasada, lo que resaltó las similitudes entre ambos jefes de Estado cuando se reunieron para promover lazos bilaterales.

Bolsonaro dijo que su decisión a anunciarse próximamente y que involucraba a más de 10 de sus ministros tenía que ver con el lanzamiento de los funcionarios salientes para buscar cargos electorales a finales de este año.

Mientras tanto, Héctor Valer, quien asumió el martes como nuevo presidente del Consejo de Ministros (o Primer Ministro) de Perú, ya renunció el sábado por la tarde, por “acusaciones falsas” presentadas en su contra por la oposición.

“He venido a decirles que acepto la derrota, ametrallado por diarios en Perú que pertenecen a un grupo y que están vinculados a la extrema derecha. Construyeron una imagen de agresor, han herido a un primer ministro, por eso se retira a un cuartel a curarse las heridas y volver listo cuando la gente quiera”, dijo Valer a los periodistas.

Valer había hecho comentarios en contra de las políticas de igualdad de derechos y oportunidades entre hombres y mujeres. En septiembre del año pasado le había dicho al congresista José Ventura que “usara falda” si quería hablar en defensa de las mujeres. En octubre de 2016, el ahora ex Premier había sido acusado de violencia familiar contra su esposa e hija.

Volviendo a la reunión presidencial en la ciudad de Porto Velho, Bolsonaro y Castillo posaron como viejos amigos y el líder brasileño incluso tomó prestado el distintivo sombrero típico de Castillo y de la localidad de Chota, de donde es originario.

Según medios locales, la reunión en sí fue relativamente breve y no se emitieron declaraciones posteriores, ni se firmó ningún acuerdo o protocolo; apenas un documento de 36 puntos lleno de intenciones genéricas para “viabilizar cuanto antes formas concretas de integración productiva”.

Sin embargo, Bolsonaro dijo antes de la reunión que estaba muy interesado en que Brasil tuviera una “salida al Pacífico” para llegar al mercado chino más rápidamente. El mandatario explicó que era más fácil negociar con Perú que con Chile, porque ese escenario involucraría a terceros países (Argentina y Bolivia). Además, Bolsonaro ha admitido que no sería el tipo de persona que estaría de acuerdo con el presidente electo chileno de extrema izquierda, Gabriel Boric, quien asumirá el cargo el 11 de marzo.

Poco después de llegar a Porto Velho, Bolsonaro se presentó al mando de una caravana demotociclistas, tal como lo había hecho el año pasado en Río de Janeiro, Brasilia, São Paulo y otras capitales. Dado que los motociclistas usan cascos, es difícil identificarlos, pero según informes de prensa, la mayoría de ellos son miembros actuales o retirados de las fuerzas policiales y militares.

Al ser consultado sobre el motivo de su encuentro con Castillo, el mandatario brasileño se limitó a responder que sus ataques durante la campaña electoral peruana de 2021 habían quedado en el olvido. También expresó su confianza en que Castillo -quien se había postulado con una fórmula de izquierda- era un defensor de la libertad y de los “valores conservadores”. (Léase también https://es.mercopress.com/2022/02/03/presidente-de-peru-vira-hacia-conservadores-al-formar-nuevo-gabinete )

Bolsonaro se centró en atacar al expresidente y actual favorito para las elecciones presidenciales del 2 de octubre, Luiz Inácio Lula Da Silva, e insistió en que todavía había gente que apostaría por el regreso de “un criminal” como el líder del PT, que supuestamente despilfarró recursos estatales de la Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social para la construcción del Metro de Caracas y el Puerto de Mariel en Cuba, que la isla caribeña iba a pagar “con puros”, bromeó el jefe de estado.

Partidarios peruanos de Castillo residentes en Brasil desaprobaron la reunión de su candidato con alguien como Bolsonaro, “un personaje de extrema derecha, un psicópata” por temor a que Castillo pueda haber dado un giro político. Claramente hubieran preferido que Castillo se reuniera con Lula.

Categorías: Política, Brasil, América Latina.