MercoPress, in English

Jueves, 11 de agosto de 2022 - 12:32 UTC

 

 

Fiscales cubanos equiparan protestas a sedición contra manifestantes del 11/12 de julio

Sábado, 5 de febrero de 2022 - 04:58 UTC
Los acusados son enfrentan cargos de sedición con uso de violencia extrema Los acusados son enfrentan cargos de sedición con uso de violencia extrema

El régimen de Cuba ratificó este viernes que se estaban presentando cargos contra los participantes en las manifestaciones nacionales del 11 y 12 de julio. Los fiscales también aclararon que en el ordenamiento jurídico del país las protestas y la sedición se consideraban el mismo delito.

Durante las revueltas, los manifestantes actuaron con violencia contra los agentes del orden, se informó esta semana.

“De acuerdo con la Ley, cometen delito de sedición las personas que de manera tumultuosa y por acuerdo expreso o tácito, con uso de extrema violencia, perturben gravemente el orden público”, dijo a Granma la fiscal jefe María Mederos Torres.

La Dirección de Procesos Penales de la Fiscalía General también negó las acusaciones de que el Estado ha organizado juicios simulados en los que los acusados no tienen garantías y rechazó que las sentencias terminen siendo injustas y excesivas.

El órgano de gobierno también insistió en que era inexacto hablar de “el pueblo contra la policía cuando todos somos pueblo”.

“Para Cuba, como para cualquier otro país, en las severas condiciones que enfrenta la pandemia y sus consecuencias, se comprende perfectamente la gravedad de los hechos ocurridos y la necesidad de aplicar en consecuencia las leyes penales”, dijo Mederos Torres.

“Las sanciones a que se refiere la Fiscalía son severas, en correspondencia con la gravedad de los hechos, el nivel de participación y el daño causado a la sociedad, apreciando la responsabilidad individual y las circunstancias concurrentes”, prosiguió la fiscal.

Los procesados están acusados de desorden público, instigación a delinquir, daños, robo con fuerza y robo con violencia, atentado y sedición. Las sentencias pueden alcanzar hasta 30 años de cárcel, se informó.

Las autoridades también admitieron que más de 700 cubanos comparecieron ante los tribunales por estos cargos.

Granma también mencionó el uso de “objetos incendiarios” por parte de los manifestantes y las lesiones y contusiones de policías y ciudadanos que los confrontaron.

“Un oficial desarmado fue agredido y herido, arrojándole piedras que sacaron de las inmediaciones” de una comisaría de La Habana y “un oficial que había caído al suelo fue herido dos veces en la cabeza, con un palo que tenía una espiga en su extremo superior”, escribió también Granma.

Los patrulleros de la policía “terminaron siendo apedreados, al igual que sus tripulantes”, dijo ANSA citando a otro funcionario. Se produjeron disturbios en varias localidades cubanas al mismo tiempo.

Los fiscales también argumentaron que varias personas “intentaron quebrantar el orden constitucional del país, atacando a las fuerzas del orden público y provocando daños a tiendas y establecimientos comerciales, entre otros actos de vandalismo”.

Todos los acusados asistieron al juicio con la representación de un abogado, ya sea contratado por ellos o designado por el tribunal. Los abogados defensores citados por Granma dijeron que “hemos hecho todo lo que está a nuestro alcance para defender los intereses de nuestros clientes, sin intermediación alguna”.

Ningún menor de 16 años ha sido procesado en relación con los levantamientos del 11 y 12 de julio.

Categorías: Política, América Latina.
Tags: ANSA, Cuba, Protestas.