MercoPress, in English

Jueves, 7 de julio de 2022 - 04:24 UTC

 

 

Primer Ministro canadiense da positivo por COVID-19 mientras se refugia de los manifestantes

Lunes, 31 de enero de 2022 - 21:12 UTC
Trudeau dijo que los actos de vandalismo por parte de los manifestantes debían detenerse Trudeau dijo que los actos de vandalismo por parte de los manifestantes debían detenerse

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, quien la semana pasada fue trasladado a una residencia no revelada cuando la caravana de camioneros convergió en Ottawa para protestar contra los mandatos de vacunación, anunció este lunes en Twitter que había dado positivo por COVID-19.

La capital canadiense se llenó durante el fin de semana con fuertes bocinazos de los manifestantes que se oponen a los mandatos de vacunación de Trudeau. Los bocinazos esporádicos se reanudaron en las primeras horas del lunes mientras los camiones continuaban bloqueando las calles del centro.

El jueves pasado, Trudeau había dicho que se autoaislaría durante cinco días después de enterarse de que había estado en contacto con alguien infectado con el virus SARS-CoV-2, que resultó ser uno de sus tres hijos.

El primer ministro dijo que se “sentía bien” y que continuaría trabajando de forma remota. También instó a los canadienses a vacunarse.

“Es un gran desafío que mi familia y yo enfrentamos, pero no tiene nada de inusual o especial. Es un desafío que muchos canadienses y personas de todo el mundo conocen demasiado bien”, dijo Trudeau, quien recibió sus dos primeras dosis de inmunizante el año pasado y una dosis de refuerzo en una farmacia de Ottawa a principios de este mes, explicó durante una conferencia de prensa.

El Primer Ministro también subrayó que la variante Ómicron había alcanzado altos niveles en muchas partes del país.

La protesta de los camioneros se centró inicialmente en el mandato de vacunas del gobierno federal para los conductores transfronterizos y luego se expandió a un movimiento contra la restricción de las libertades individuales bajo la forma de medidas tendientes a limitar la propagación de COVID-19.

La policía de Ottawa describió las protestas como principalmente pacíficas, pero dijo que durante el fin de semana se reportaron comportamientos amenazantes y actos de inconducta pública, todas acciones repugnantes que conmocionaron a la mayoría de los canadienses, según Trudeau, quien agregó que la presencia de esvásticas y banderas confederadas, además de la profanación de la Tumba del Soldado Desconocido y los actos de vandalismo en un refugio para personas sin hogar no debían tolerarse.

Los camioneros habían recaudado alrededor de CAN $ 9 millones en GoFundMe, lo que demostraría el apoyo que tiene el movimiento a nivel nacional para presionar al gobierno de manera que derogue los mandatos de vacunas.

Si bien los canadienses tienen derecho a protestar, nadie tiene derecho a “abusar, intimidar y acosar... a sus conciudadanos”, señaló el primer ministro, al tiempo que prometió seguir adelante con sus decisiones sanitarias a pesar de la “intimidación” de algunos miembros del convoy.