MercoPress, in English

Domingo, 14 de agosto de 2022 - 09:19 UTC

 

 

Caravana de camioneros canadienses converge en Ottawa contra mandatos de vacunación

Sábado, 29 de enero de 2022 - 10:00 UTC
Trudeau dijo que los manifestantes eran una “pequeña minoría marginal” con “opiniones inaceptables”. Trudeau dijo que los manifestantes eran una “pequeña minoría marginal” con “opiniones inaceptables”.

Los camioneros canadienses tocaron sus bocinas este viernes cuando su caravana convergió en la ciudad capital de Ottawa para una gran manifestación contra los mandatos de vacunación para cruzar la frontera entre Canadá y Estados Unidos por orden del primer ministro Justin Trudeau.

Los camioneros canadienses no vacunados que regresan al país desde los Estados Unidos deben someterse a un test de coronavirus y a la autocuarentena, lo que puede llevar a que hasta 32,000 de ellos (o el 20% de la fuerza laboral) queden fuera de las carreteras.

La industria del transporte vial es esencial para garantizar el flujo de mercancías, ya que más de dos tercios de las comercializadas anualmente entre Canadá y los Estados Unidos viajan por carretera.

La gente se reúne a lo largo de la carretera transcanadiense para mostrar su apoyo al “Convoy de la Libertad”, que proviene de todo el país, incluidos lugares tan lejanos como la Columbia Británica en la costa del Pacífico.

El punto de encuentro de la concentración del fin de semana se ha fijado en Parliament Hill, en pleno centro de la capital canadiense.

Desde mediados de enero, Canadá y Estados Unidos han impuesto un mandato de vacunación contra el COVID-19 para los camioneros que cruzan la frontera entre los dos países, la más larga del mundo con casi 9.000 kilómetros (5.500 millas).

El convoy partió de Vancouver el 23 de enero de 2022 para protestar contra los mandatos relacionados con el COVID-19. Entre quienes apoyan a los camioneros se encuentran el fundador de Tesla y SpaceX, Elon Musk, quien tuiteó “los camioneros canadienses mandan”.

“Estas manifestaciones son de alcance nacional. Son de escala masiva. Desafortunadamente, son de naturaleza polarizadora”, dijo el jefe de policía de Ottawa, Peter Sloly. Sin embargo, el funcionario se negó a especificar cuántos camiones o manifestantes se presentarían, aunque admitió que esperaba “grandes problemas de seguridad vial”. Dijo además que los organizadores de la protesta informaron a la policía que la misma sería pacífica, pero advirtieron que algunas personas podrían unirse al movimiento para “incitar al odio y la violencia”.

Algunos negocios han cerrado sus puertas durante el fin de semana, se teme que varios políticos de la capital federal también podrían ser atacados, dijo el jefe policial. El propio Trudeau, quien está aislado después de una exposición al COVID-19, defendió sus medidas diciendo que el 90% de los camioneros estaban vacunados y afirmó que los manifestantes eran una “pequeña minoría marginal” cuyas “opiniones inaceptables” no representan a la mayoría de los canadienses.

La policía teme que la movilización de camioneros continúe más allá del fin de semana. No obstante, la Canadian Trucking Alliance, una importante asociación en la industria del transporte, dijo que la mayoría de los camioneros canadienses están vacunados y que la organización “desaprobaba fuertemente” la concentración en Ottawa.