MercoPress, in English

Domingo, 22 de mayo de 2022 - 08:36 UTC

 

 

Aumenta la violencia en las playas del Caribe mexicano

Jueves, 27 de enero de 2022 - 09:30 UTC
La violencia ha ido en aumento durante más de 15 años, con un resultado de unas 335.000 personas muertas y 93.000 desaparecidas desde 2006 La violencia ha ido en aumento durante más de 15 años, con un resultado de unas 335.000 personas muertas y 93.000 desaparecidas desde 2006

Dos turistas canadienses y un gerente de hotel argentino fueron encontrados asesinados en menos de una semana en el área de la Riviera Maya de México. Estos hechos han vuelto a poner de relieve la violencia en esta región balnearia.

El cordobés Federico Mazzoni, quien emigró a México en 2002, fue encontrado sin vida en el baño del hotel Mamita's Beach Club en Playa del Carmen donde trabajaba, menos de una semana después del asesinato de dos canadienses baleados por un compatriota en un hotel Xcaret, se informó.

El asesinato de Mazzoni aparentemente tuvo lugar el martes por la tarde cuando dos hombres le dispararon dos veces en la cabeza. Según el diario El Universal, el periodista mexicano Víctor Hugo Vargas, quien conocía a la víctima, dijo que bandas relacionadas con el narcotráfico le habían exigido una cuota de extorsión, a lo que él se negó.

“Federico quedó preso de la violencia que se vive en el sur de México,” señaló el reportero. Dado que las autoridades están combatiendo el narcotráfico en las zonas turísticas, “los delincuentes buscan [otras formas] de obtener dinero fácil”, explicó Vargas. Las organizaciones criminales suelen amenazar y extorsionar a los trabajadores de los hoteles para vender drogas, señaló también el periodista.

La semana pasada los canadienses Robert James Dinh y Thomas Cherukara, ambos de 34 años, fueron asesinados en el hotel Xcaret, no lejos de Playa del Carmen. Las autoridades mexicanas anunciaron el arresto el martes de dos sospechosos, uno mexicano y otro canadiense, pero se dice que un tercero sigue prófugo. El caso parece estar vinculado a una “vendetta” entre grupos mafiosos canadienses de origen vietnamita dedicados al tráfico de drogas y blanqueo de capitales por una deuda pendiente.

El 5 de noviembre dos personas fueron asesinadas a tiros por un comando de 15 mercenarios que viajaban en lanchas rápidas en Puerto Morelos, a medio camino entre Cancún y Playa del Carmen, también en el estado de Quintana Roo, cerca de la frontera con Belice.

El 21 de octubre, un ciudadano alemán y otro indio fueron asesinados en Tulum, a poca distancia de Puerto Morelos, mientras que tres mujeres, dos de origen holandés y una alemana, resultaron heridas durante una pelea entre narcotraficantes en el bar “La Malquerida”.

La violencia ha ido en aumento desde hace más de 15 años, con un saldo de unas 335.000 personas muertas y 93.000 desaparecidas desde que el gobierno lanzó su “guerra contra los cárteles” en diciembre de 2006, algo que también ha afectado a zonas turísticas de la costa del Pacífico como Acapulco y Puerto Vallarta.

El turismo en Quintana Roo representa el 1.4% del producto interno bruto (PIB) de México.

(Fuente: ANSA)