MercoPress, in English

Miércoles, 5 de octubre de 2022 - 16:13 UTC

 

 

Francia será tolerante con británicos que desean regresar a sus países de residencia en la UE

Viernes, 31 de diciembre de 2021 - 10:10 UTC

El Gobierno de Francia anunció este jueves que había decidido mostrar cierta “tolerancia” hacia los británicos que deseaban regresar a sus hogares en otros países de la Unión Europea, revirtiendo así una prohibición sorpresiva que afectó a miles de viajeros con el argumento de que ya no eran ciudadanos de la Unión Europea (UE) y no merecían un trato especial.

Bajo reglas COVID-19 más estrictas vigentes desde esta semana, los británicos no residentes ya no podían conducir por Francia. Muchos británicos toman el Túnel del Canal de la Mancha desde Inglaterra hasta Francia, utilizando el Eurotunnel para llevar automóviles desde el Reino Unido a sus hogares en otros países de la UE. Pero durante las vacaciones, muchos regresaron a Gran Bretaña para visitar a familiares y amigos cuando se enteraron de la decisión de Francia sobre los no residentes.

 “A menos que tengan residencia en Francia, los ciudadanos británicos ahora se consideran ciudadanos de terceros países y ya no pueden transitar por Francia por carretera para llegar a su país de residencia en la UE”, dijo Eurotunnel en un tuit el miércoles por la noche.

 Pero Francia dijo el jueves (30 de diciembre) que suspendería la nueva regla, que había tomado desprevenidos a miles de viajeros. “Durante las vacaciones de fin de año”, la policía fronteriza mostrará “tolerancia” con los británicos que regresan a la Unión Europea, dijo el Ministerio del Interior de Francia.

 Bajo las reglas de viaje más estrictas de COVID-19 vigentes desde el 28 de diciembre, solo se permitiría la entrada a los británicos cuya residencia principal oficial esté en Francia. El cambio había causado consternación entre los británicos que se embarcaron en viajes de vacaciones “de buena fe”, dijo Ministerio del Interior francés, reconociendo las “dificultades para regresar a su país de residencia”.

 Un funcionario del Ministerio del Interior francés dijo que no había cambiado la lista de razones “imperiosas” que permitían a los británicos viajar a Francia, pero había aclarado su solicitud este mes por parte de la policía fronteriza. “Parece lógico considerarlos como todos los demás ciudadanos de terceros países y no permitir su tránsito hacia otro país de la UE”, dijo el funcionario, que pidió no ser identificado por su nombre.

Todo el turismo y los viajes profesionales desde Gran Bretaña se han suspendido desde el 18 de diciembre, en un intento por frenar la propagación de la variante Ómicron de la COVID-19.

 

En su sitio web de consejos de viaje, el gobierno del Reino Unido dijo que Francia había indicado que a los británicos no se les permitiría transitar por Francia “a menos que viajen en avión”. Pero “durante las vacaciones de fin de año”, la policía fronteriza mostrará “tolerancia” con los británicos que regresan a la UE, dijo el Ministerio del Interior de Francia, reconociendo que los viajes se realizaron “de buena fe”.

 

Eurostar, el servicio de tren de pasajeros que utilizan muchos británicos para regresar a sus hogares en Bélgica y en otros lugares, también advirtió a los usuarios a principios de este mes sobre el cambio de la regla francesa. Pero no estaba claro si se estaban aplicando sistemáticamente en las tres estaciones Eurostar de Inglaterra.