MercoPress, in English

Martes, 16 de agosto de 2022 - 00:48 UTC

 

 

México endurece requisitos de viaje para visitantes sudamericanos

Lunes, 20 de diciembre de 2021 - 09:45 UTC
Una vez más, los venezolanos y brasileños necesitan visa para ir a México como turistas. Lo mismo ocurrirá con los ecuatorianos a partir del marzo. Una vez más, los venezolanos y brasileños necesitan visa para ir a México como turistas. Lo mismo ocurrirá con los ecuatorianos a partir del marzo.

Las autoridades migratorias mexicanas han decidido en los últimos tiempos restablecer un requisito de visa para los viajeros de Venezuela, Ecuador y Brasil después de que se detectara que un gran número de esos presuntos turistas buscaban de hecho ir por tierra e intentar cruzar a los Estados Unidos.

La última incorporación a la lista fue la de ciudadanos venezolanos, luego de que se determinara que el número de quienes ingresan a territorio mexicano para llegar a Estados Unidos había aumentado en más de un 1000%. Entre enero y octubre de 2021, unos 2.228 venezolanos fueron detenidos y trasladados a las estaciones del Instituto Nacional de Migración, la cifra más alta para cualquier país fuera de Centroamérica y el Caribe, se informó. Venezuela fue agregada al sitio web del Ministerio del Interior el viernes pasado.

En agosto de 2021, una medida similar se había aplicado a los titulares de pasaportes brasileños y ecuatorianos.

Se había detectado a unos 38.000 brasileños que intentaron cruzar ilegalmente a Estados Unidos entre abril y agosto. El perfil de los brasileños “no coincide con el del visitante o turista genuino y presentan inconsistencias” en sus documentos, señalaron las autoridades mexicanas.

La medida sobre los ciudadanos brasileños, que estaban exentos de visas mexicanas desde 2004, está en vigor desde el 11 de diciembre, mientras que entrará regirá a partir de marzo de 2022 para los ciudadanos de Ecuador, que acababan de quedar exentos de visas en 2018.

El gobierno mexicano dijo que “se ha producido un aumento sustancial de ecuatorianos que ingresan al territorio nacional bajo el mencionado instrumento, con un propósito distinto al permitido por la condición de estadía de un visitante sin permiso para realizar actividades remuneradas”.

“Se han detectado redes de organizaciones criminales dedicadas al tráfico ilícito” de ecuatorianos que hicieron uso de este documento con fines lucrativos con la intención de emigrar de manera irregular utilizando a México como país de tránsito, prosiguió la Cancillería al explicar que se había tomado la decisión “para salvaguardar la integridad y la vida de los migrantes, así como ayudar a combatir las redes de traficantes de personas”.

Unos 190.000 migrantes han sido detenidos por las autoridades mexicanas entre enero y septiembre, tres veces más que el año anterior, cuando 74.300 fueron deportados. Se cree que las nuevas medidas son el resultado de la presión del gobierno del presidente de Estados Unidos, Joseph Biden.