MercoPress, in English

Jueves, 26 de mayo de 2022 - 04:53 UTC

 

 

Bolsonaro supuestamente quiere que la vacunación obligatoria sea cuestión del gobierno federal

Martes, 7 de diciembre de 2021 - 10:03 UTC
“La libertad no tiene precio”, dijo Bolsonaro sobre las sugerencias de vacunación obligatoria de expertos sanitarios “La libertad no tiene precio”, dijo Bolsonaro sobre las sugerencias de vacunación obligatoria de expertos sanitarios

Informes de prensa que se volvieron virales este lunes dijeron que el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, estaba considerando la idea de firmar una decisión administrativa por la cual solo el Gobierno Federal tendría autoridad para decidir sobre una vacunación obligatoria contra el COVID-19.

Según el sitio web Poder360, el jefe de Estado ha insistido en que la vacuna es opcional y ha criticado a alcaldes y gobernadores por convertirla en un requisito para el acceso a determinados lugares públicos (como cines, teatros, gimnasios y restaurantes) por medio de un llamado pase de salud.

Si bien una ley de 2020 autoriza al gobierno federal a tomar medidas para contener una pandemia, el Tribunal Supremo Federal (STF) ha dictaminado que los estados y ayuntamientos podrían adoptar las medidas sanitarias que estimen oportunas.

Un decreto de Bolsonaro modificaría de inmediato esta cuestión, interfiriendo con la autonomía de las autoridades locales, mientras se encaminan revisiones parlamentarias y judiciales. Aproximadamente 20 de las 27 capitales estaduales brasileñas requieren un pase de vacunación para participar en ciertos eventos de la vida cotidiana.

Bolsonaro había insistido la semana pasada en que su Gobierno no tenía previsto implementar el llamado “pasaporte de salud”, ya que “la libertad está por encima de todo” y cada ciudadano puede decidir si vacunarse o no contra el COVID-19. La dura medida había sido exigida por asesores científicos después de los primeros casos de la variante Ómicron.

El jefe de Estado insistió en que la sociedad debe entender que “el virus será para siempre” y que las vacunas, algunas de ellas todavía experimentales, conllevan efectos desconocidos a largo plazo. Bolsonaro también citó un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtiendo que “los que están completamente vacunados pueden contaminarse y transmitir el virus y también pueden morir”, para justificar su decisión de no imponer una inmunización obligatoria, aunque el Gobierno de hecho había comprado dosis suficientes para todos aquellos que las desearan.

Nadie puede “ser amenazado con perder derechos o ser despedido por no vacunarse, porque la libertad no tiene precio”, ha sostenido Bolsonaro contra la opinión de los expertos sanitarios.

Categorías: Política, Brasil.