MercoPress, in English

Lunes, 24 de enero de 2022 - 17:30 UTC

 

 

Kast ahora promete defender los derechos de las mujeres si es elegido presidente de Chile

Sábado, 4 de diciembre de 2021 - 09:39 UTC
“Cuando cometes un error tienes que disculparte y yo me disculpo”, dijo Kast. “Cuando cometes un error tienes que disculparte y yo me disculpo”, dijo Kast.

El candidato presidencial de extrema derecha de Chile, José Antonio Kast, se disculpó este por errores anteriores y prometió no suprimir el Ministerio de la Mujer si es elegido el 19 de diciembre.

Según la mayoría de las encuestas, Kast está a la zaga de su rival de izquierda Gabriel Boric por al menos un 8% de los votos, por lo que las promesas del viernes fueron un intento de recuperar el terreno perdido entre los sectores donde más carece de apoyo.

En una controvertida aparición de campaña, Kast volvió sobre sus promesas de la primera ronda en las que pondría a las mujeres casadas por delante de todas las demás en lo que respecta a beneficios sociales. La mayoría de los hogares monoparentales encabezados por mujeres constituyen la mitad de la estructura social de Chile. De ahí el déficit de Kast en términos de votos. Ante ese panorama, comenzó diciendo a su audiencia que “en lo que va de 2021, en Chile se han registrado 35 feminicidios cumplidos y 146 frustrados” y 1.686 denuncias por violencia intrafamiliar. Asimismo, señaló que “el delito más frecuente es el de abuso sexual contra menores de 14 años, con 589 casos en 2020 y 691 en 2021”.

Luego, Kast prometió que trabajaría para que todas las mujeres en Chile “se sientan seguras y libres”. Agregó que “quiero confesar que nos equivocamos, en cómo lo planteamos, cómo lo escribimos y por no haber corregido el rumbo a tiempo” y que el Ministerio de la Mujer no sería eliminado. “Cuando cometes un error tienes que disculparte y yo pido disculpas a cada una de las mujeres que pueden haber sido afectadas por nuestro programa de gobierno”.

Kast también se comprometió a mejorar los salarios de las mujeres, duplicando el presupuesto estatal para incorporar las últimas tecnologías en la detección y el tratamiento del cáncer de mama, además de la introducción de reformas sustanciales a la legislación sobre pensión alimenticia y una reforma transversal para que el acceso a todos los beneficios y subsidios estatales no dependa de la situación conyugal.

“No soy una persona política, pero me uní a este grupo para ser escuchada”, dijo Olga Valenzuela, quien se unió a miles de mujeres en una marcha el pasado 25 de noviembre hacia el palacio presidencial para protestar por la violencia contra las mujeres. Su hija Muriel fue asesinada a los 19 años por su novio hace cuatro años.

Kast, un católico devoto de 55 años y fundador del Partido Republicano de extrema derecha, obtuvo más votos que cualquier otro candidato en la primera vuelta de las elecciones presidenciales de Chile el 21 de noviembre, con el 27,91%. Se enfrentará al progresista Gabriel Boric, de 35 años, un exlíder de protestas estudiantiles.

“No quiero un gobierno de Kast, él es alguien que no apoya a las mujeres”, dijo Valenzuela a Al Jazeera.

En 2018, el 5,8 por ciento de las mujeres chilenas habían denunciado abuso doméstico sexual y físico en los 12 meses anteriores. Kast se ha comprometido a frenar la violencia doméstica mediante sentencias más severas para los perpetradores, pero durante sus 16 años como legislador, ha votado repetidamente en contra de las leyes de igualdad de género y sobre los derechos de la mujer.

Kast también se ha comprometido a ofrecer subsidios a las familias heterosexuales con niños, excluidas las madres solteras y las parejas del mismo sexo, y prohibir el aborto en todas las circunstancias.

“Tiene una estrategia contra el movimiento feminista y considera que sus valores están reñidos con el concepto de familia”, dijo Paulina Vergara, profesora del Instituto de Asuntos Públicos de la Universidad de Chile. “(Las mujeres) tenemos tan pocos derechos, y sin ellos, no tendremos una democracia real”, dijo Vergara a Al Jazeera.

La carrera política de Kast se ha basado en su adhesión a criterios compartidos con el ex dictador Augusto Pinochet.

Categorías: Política, Chile.