MercoPress, in English

Martes, 5 de julio de 2022 - 13:06 UTC

 

 

Funcionarios de salud del G7 acuerdan mantenerse en alerta por Ómicron

Martes, 30 de noviembre de 2021 - 09:25 UTC
“Los ministros elogiaron el trabajo ejemplar de Sudáfrica al detectar la variante y alertar a otros”. “Los ministros elogiaron el trabajo ejemplar de Sudáfrica al detectar la variante y alertar a otros”.

Los ministros de salud de las siete economías democráticas más desarrolladas del mundo coincidieron este lunes en que la nueva cepa de coronavirus denominada Ómicron era “altamente transmisible” y requiere de “acción urgente”.

Los funcionarios se reunieron virtualmente a pedido del Reino Unido para coordinar nuevas medidas conjuntas. Fue la segunda vez que el grupo celebró una cumbre de emergencia de este tipo.

“La comunidad internacional enfrenta la amenaza de una nueva variante altamente transmisible del COVID-19, que requiere una acción urgente”, dijeron los ministros en un comunicado conjunto después de la reunión. “Los ministros elogiaron el trabajo ejemplar de Sudáfrica al detectar la variante y alertar a otros”, prosigue el documento.

Los países del G7 también “reconocieron la importancia estratégica de asegurar el acceso a las vacunas”, a fin de preparar al mundo y brindar “asistencia operativa”, para hacer frente a los requerimientos de la situación que parece inevitable. Los funcionarios también se comprometieron a “continuar trabajando en estrecha colaboración” con la Organización Mundial de la Salud (OMS) “y socios internacionales para compartir información y monitorear a Ómicron”.

“Los ministros acordaron volver a reunirse en diciembre”, prosigue el comunicado.

La OMS advirtió que la variante Ómicron representaba “un riesgo muy alto” para el mundo y enfatizó que aún quedan muchos problemas por determinar, en particular con respecto al peligro real que representa la nueva cepa.

Sin embargo, “el riesgo general relacionado con Ómicron se considera muy alto por varias razones”, advirtió la OMS. “Existe evidencia preliminar preocupante sobre Ómicron que sugiere, en contraste con [variantes de preocupación] previas, tanto un potencial escape inmunológico como una mayor transmisibilidad que podrían conducir a más aumentos repentinos con graves consecuencias”.

La nueva variante se detectó por primera vez en Sudáfrica, coincidiendo con un aumento de casos de COVID-19 en la región. Su aparición provocó cierres de fronteras, así como medidas de control en todo el mundo.

A medida que pasa el tiempo, es probable que se detecten más casos en otros países, también informaron las autoridades sanitarias el lunes.

Los ministros de salud del G7 expresaron asimismo su firme respaldo a una red internacional de vigilancia de patógenos dentro de la OMS.

“La seguridad sanitaria mundial es demasiado importante para dejarla al azar, la buena voluntad, las corrientes geopolíticas cambiantes o los intereses creados de empresas y accionistas”, dijo el director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, quien sostuvo, por otro lado, que la aparición de Ómicron subraya la naturaleza precaria de la situación global. “Ómicron demuestra por qué el mundo necesita un nuevo acuerdo sobre pandemias”, argumentó.

Tags: covid-19, G7, Omicron.