MercoPress, in English

Martes, 29 de noviembre de 2022 - 15:38 UTC

 

 

Autoridades argentinas de Salud Fronteriza se informan: Cabo Verde no queda en Asia

Martes, 30 de noviembre de 2021 - 09:05 UTC
Vizzotti insistió en que los medios de comunicación deberían verificar su información “con fuentes oficiales y confiables”. Vizzotti insistió en que los medios de comunicación deberían verificar su información “con fuentes oficiales y confiables”.

Ante la prohibición de viajes procedentes de África en casi todo el mundo debido a la aparición de la cepa Ómicron del SARS-CoV-2, las autoridades argentinas no tuvieron problemas para permitir que un crucero que había zarpado de Cabo Verde atracara en Buenos Aires ... porque “venía de Asia”.

Así reportó Infobae informó la llegada del crucero Hamburg, aunque la ministra de Salud, Carla Vizzotti, intentó negar que hubiera existido tal interpretación errónea. El Hamburg arribó a Buenos Aires el viernes por la tarde y el presunto error sanitario se detectó 13 horas después, cuando ya la tripulación y unos 300 pasajeros habían sido autorizados a desembarcar y circular libremente por la capital argentina.

Funcionarios de la Dirección Nacional de Salud Fronteriza notaron el sábado por la mañana que el Hamburg no había sido sometido a los controles pertinentes, porque una inspectora a cargo de la operación no distinguió África de Asia, según Infobae.

“Boluda, este barco viene de Cabo Verde, ¿no está en África?”, citó Infobae a uno de los funcionarios preguntando a su colega con respecto al MS Hamburg con bandera de las Bahamas, que había navegado por seis días antes de llegar.

Argentina había ordenado una cuarentena de 10 días además de dos pruebas de PCR negativas a los viajeros procedentes de países africanos. Es cierto, sin embargo, que en el momento en que el Hamburgo zarpó no había informes de Ómicron, pero también es cierto que se había instruido a los funcionarios argentinos a estar atentos a posibles llegadas desde África para evitar la entrada de esta nueva cepa al país.

El MS Hamburg había atracado en Buenos Aires el viernes por la tarde minutos después de las pm, cuando se cumplieron todas las formalidades. Pero el sábado uno de los inspectores notó que Cabo Verde estaba en África y no en Asia, como se había anotado por error en los informes sanitarios. Es decir, 13 horas después de que las personas ya habían sido autorizadas a desembarcar.

Cuando se advirtió el error, se informó a los pasajeros y la tripulación que su barco estaba en cuarentena y que nadie podía bajar a tierra. Incluso los guardacostas que subieron a bordo tuvieron que ser aislados después de revisar sanitariamente al Hamburgo.

El Hamburg tenía planeado navegar hacia Mar del Plata. La escala de Montevideo ha sido cancelada y Puerto Madryn y Ushuaia están en duda.

En cualquier caso, Vizzotti insistió en que “la información divulgada sobre el crucero es falsa. El barco notificó un caso positivo, se programó una operación y se realizaron más de 300 PCR en 24 horas. Todos fueron negativos, incluido el caso [reportado]”, que continúa aislado junto con sus contactos cercanos”, dijo la ministra en Twitter.

“Nadie nos consultó antes de publicar la nota, lo que habría impedido que se difundiera información incorrecta”, subrayó Vizzotti, quien insistió en que los medios de comunicación deberían verificar su información “con fuentes oficiales y confiables”.