MercoPress, in English

Lunes, 24 de enero de 2022 - 06:53 UTC

 

 

Reino Unido pide reunión de emergencia del G7 sobre Ómicron

Lunes, 29 de noviembre de 2021 - 09:21 UTC
Solo los ciudadanos británicos pueden regresar desde esos países africanos Solo los ciudadanos británicos pueden regresar desde esos países africanos

El Gobierno del Reino Unido anunció este domingo la convocatoria a una “reunión de emergencia” para abordar la variante Ómicron del coronavirus y el nuevo mapa de salud resultante.

El Ministerio de Salud británico explicó que quería dialogar a la mayor brevedad con sus colegas de Estados Unidos, Canadá, Alemania, Francia, Italia y Japón, algo que tendrá lugar el 29 de noviembre, se confirmó, ya que casos relacionados con la nueva cepa se han detectado en los Países Bajos, Italia y Alemania y otros países europeos.

En el Reino Unido, la Agencia Británica de Seguridad Sanitaria (UKHSA) ha confirmado tres casos hasta ahora. Si bien la pandemia ya se ha cobrado más de cinco millones de vidas en todo el mundo desde fines de 2019, la llegada la semana pasada de la variante Ómicron fue considerada “preocupante” el viernes por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Desde que se identificó por primera vez en Sudáfrica, muchos países han cerrado sus fronteras con esa nación o han prohibido vuelos a ese lugar o a las cercanas Botsuana, Zimbabue, Namibia, Lesoto, Eswatini, Mozambique, Zambia, Malawi y Angola.

“Bajo la presidencia británica, se ha convocado una reunión urgente de Ministros de Salud del G7 el lunes 29 de noviembre para discutir la evolución de Ómicron”, ha dicho el Gobierno británico en un comunicado.

Además de los delegados del G7, se espera que representantes de la Unión Europea se unan como invitados a la conferencia que se espera tendrá lugar en formato virtual.

A raíz de la aparición de Ómicron, el Gobierno británico ha vuelto a la reintroducción de las mascarillas faciales en algunos espacios interiores, las pruebas de PCR a la vuelta del extranjero incluso para los vacunados y la aceleración de dosis de refuerzo de la vacuna en el resto de la población.

Solo los ciudadanos británicos pueden regresar desde esos países africanos, pero todos deben someterse a una cuarentena obligatoria en hoteles designados por las autoridades y costeados por los huéspedes involuntarios. Los países incluidos en la lista negra son: Sudáfrica, Namibia, Zimbabue, Botsuana, Lesoto, Eswatini, Angola, Mozambique, Malawi y Zambia.

Sudáfrica alertó al mundo sobre Ómicron el viernes después de ver un fuerte aumento en los casos durante una semana, posiblemente asociado con la nueva variante, que tiene un número significativo de mutaciones. Existe la preocupación de que estas mutaciones hagan que las vacunas actuales sean menos efectivas.

El comunicado del Reino Unido al anunciar la reunión también confirmó que el cubrimiento facial en el país ahora será obligatorio en tiendas, bancos, oficinas de correos, peluquerías y en el transporte público a partir del martes. También se “recomendará encarecidamente” el uso de máscaras faciales por parte de los estudiantes, el personal y los visitantes de la escuela secundaria.

También a partir del martes, todos los viajeros que regresen al Reino Unido desde cualquier país deberán realizar una prueba de PCR independientemente del estado de vacunación, así como autoaislarse hasta que den negativo. Las pruebas gratuitas del Servicio Nacional de Salud no estarán disponibles.