MercoPress, in English

Martes, 7 de diciembre de 2021 - 06:59 UTC

 

 

EE UU contempla tachar a las FARC de la lista de grupos terroristas

Jueves, 25 de noviembre de 2021 - 09:23 UTC
El acuerdo “encaminó a Colombia hacia una paz justa y duradera”, dijo Price. El acuerdo “encaminó a Colombia hacia una paz justa y duradera”, dijo Price.

El Gobierno de los Estados Unidos ha anunciado que eliminará a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) de la lista de Grupos Terroristas.

El anuncio se produjo cuando el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, participaba en Colombia de las celebraciones del quinto aniversario del acuerdo de paz entre el gobierno del país sudamericano y la guerrilla.

La administración del presidente Joseph Biden ha notificado al Congreso de Estados Unidos sobre sus intenciones, se informó en Washington DC este miércoles.

El portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, dijo que habían notificado al Congreso sobre “próximas acciones” relacionadas con las FARC. “El proceso de paz y la firma del acuerdo de paz hace cinco años es algo que fue un punto de inflexión fundamental, de alguna manera, en el prolongado conflicto de Colombia”, explicó.

Estados Unidos designó oficialmente a las FARC como organización terrorista extranjera en 1997, el punto medio del conflicto de seis décadas de los rebeldes con el gobierno.

Pero el 24 de noviembre de 2016, luego de negociaciones en Cuba, el temibles grupo guerrillero depuso las armas y se firmó un acuerdo con el entonces presidente Juan Manuel Santos y algunos de los excombatientes rebeldes se han convertido en un partido político legal.

El acuerdo “encaminó a Colombia hacia una paz justa y duradera. Por lo tanto, seguimos plenamente comprometidos a trabajar con nuestros socios colombianos en la implementación del acuerdo de paz”, dijo Price.

El funcionario también señaló que una delegación estadounidense se reunió recientemente con el actual presidente de Colombia, Iván Duque, y la canciller del país en Bogotá, “y obviamente, la implementación y preservación del acuerdo de paz fue un tema central en esas discusiones”.

Sin embargo, tal movimiento no pasaría desapercibido para la oposición estadounidense. El senador Ted Cruz (republicano por Texas) se pronunció en contra de eliminar la designación de terrorista de “una organización de narcoterroristas marxistas-leninistas”, que durante décadas “ha matado, secuestrado y extorsionado a colombianos”.

“Han asesinado y apresado a ciudadanos estadounidenses. Continúan representando una grave amenaza para la seguridad colombiana y los intereses estadounidenses en la región “, continuó Cruz.” Eliminar a las FARC de la lista de organizaciones terroristas las animará a ampliar su violencia e interferir con las actividades civiles”, agregó.

El senador Rick Scott (republicano por Florida) estuvo de acuerdo. “Una vez más, Biden elige el apaciguamiento y demuestra que no le importa la seguridad y la estabilidad de América Latina”, escribió en Twitter.

Los funcionarios colombianos han argumentado que eliminar a las FARC de la lista de organizaciones terroristas extranjeras equivaldría a un reconocimiento de Estados Unidos de que el grupo ya no está involucrado en esfuerzos para derrocar al gobierno por la fuerza y se ha reorganizado como partido político, informó el Wall Street Journal.

“Para la administración Biden, esto es algo de bajo costo”, dijo al WSJ Sergio Jaramillo, arquitecto del acuerdo de paz de la administración de Santos. “Envía la señal a las FARC, 'han pasado cinco años, has hecho tu granito de arena, te has portado bien y te vamos a dar de baja'”.

La administración Obama, en la que Biden se desempeñó como vicepresidente, ayudó a negociar el acuerdo entre el gobierno colombiano y las FARC. Después del pacto, algunos de los rebeldes ingresaron a la política, pero otros se opusieron al convenio y continuaron operando en el interior colombiano.

Bernard Aronson, un ex enviado de Estados Unidos que participó en las negociaciones de paz, dijo que suprimir la designación envía un mensaje a otros grupos violentos en todo el mundo. “Si a los grupos que alguna vez fueron grupos revolucionarios violentos nunca se les permite salir de la lista, es un incentivo menos para que hagan la paz”, dijo Aronson al WSJ.

Establecidas en 1964, las FARC fueron responsables de una campaña de terror que incluyó secuestros y ejecuciones sumarias que resultaron en alrededor de 260.000 muertes.