MercoPress, in English

Jueves, 20 de enero de 2022 - 01:27 UTC

 

 

Presidente de Argentina diagnosticado con trastorno cerebral por diputado electo

Jueves, 18 de noviembre de 2021 - 09:33 UTC
Manes dijo que no había nada que celebrar Manes dijo que no había nada que celebrar

El neurólogo Facundo Manes, quien acaba de ser elegido para la Cámara Baja de Argentina en nombre de la coalición opositora Juntos por el Cambio (JxC), ha dicho que el presidente Alberto Fernández padecía una deficiencia cognitiva conocida como “anosognosia”.

El médico basó su evaluación en el discurso de Fernández el domingo en el que llamó a todos los militantes a celebrar la victoria después de que el gobernante Frente de Todos (FdT) perdiera aproximadamente por un 9 por ciento de los votos en todo el país.

La anosognosia significa no reconocer el problema “y cuando un paciente no reconoce el problema, no podrá afrontar la rehabilitación”, dijo Manes.

“Me da una sensación de sorpresa que el Gobierno festeje, porque no ganó. No reconocen la situación, había casi 10 puntos de diferencia. Fue una victoria clara para Juntos por el Cambio, por primera vez ante un peronismo unido”, insistió Manes en una entrevista radial.

“No hay nada que celebrar, nadie tiene que ser feliz en un país con la mitad de la población en la pobreza”, prosiguió.

La anosognosia es básicamente “la incapacidad de la introspección para percibir y reconocer una enfermedad que uno padece”. El término fue acuñado por primera vez por el neurólogo francés Joseph Babinski en 1914. Proviene del griego: “a” que significa “no, o sin”, luego “nosos” que significa enfermedad y “gnosis” que significa conocimiento. En conjunto, equivale a no tener conocimiento de las propias enfermedades.

“La anosognosia es un síntoma que puede aparecer en diferentes patologías, trastornos o enfermedades, como la esquizofrenia, el trastorno bipolar, después de algunos tipos de ictus u otras lesiones cerebrales; y en muchos casos de demencia, como es habitual en la enfermedad de Alzheimer”, según un sitio web médico.

Según la Alianza Nacional de Enfermedades Mentales en los Estados Unidos (NAMI), cuando una persona rechaza un diagnóstico podría clasificarse como una negación consciente. Sin embargo, también podría tratarse de una enfermedad mental, siempre que esta falta de conocimiento o conciencia sea el resultado de un trastorno resultante de un daño cerebral, según el neurólogo Juan José Cirio, citado por TN.

La anosognosia “puede deberse a lesiones focales en áreas específicas del cerebro como las originadas durante un ictus, un traumatismo craneoencefálico o un tumor cerebral, o en otros casos forma parte de una enfermedad como condiciones degenerativas que deterioran progresivamente las funciones neurológicas, como la demencia”, explicó Cirio.

Las enfermedades asociadas con la anosognosia incluyen esquizofrenia (con una prevalencia de aproximadamente 30%), trastorno bipolar (20%) y demencia.