MercoPress, in English

Lunes, 29 de noviembre de 2021 - 18:25 UTC

 

 

Estados Unidos y China acuerdan luchar juntos contra el cambio climático

Jueves, 11 de noviembre de 2021 - 09:43 UTC
Kerry dijo que el acuerdo fue posible porque “no tienen otra opción”. Kerry dijo que el acuerdo fue posible porque “no tienen otra opción”.

China y Estados Unidos y China acordaron este miércoles trabajar juntos en la lucha contra el cambio climático, un anuncio que fue bienvenido en la Cumbre de la COP26 del Clima de la ONU en Glasgow.

El enviado chino Xie Zhenhua y su homólogo estadounidense John Kerry dieron a conocer el histórico acuerdo en una conferencia de prensa.

Hasta el anuncio del miércoles, se creía que mantener el aumento de temperatura por debajo de 1,5 grados centígrados era casi inalcanzable, a la luz de las posturas de China y Rusia.

Las autoridades británicas que presiden la Cumbre han señalado que lograr ese objetivo del Acuerdo de París marcó la diferencia entre el fracaso y el éxito de Glasgow.

Las dos superpotencias se han comprometido a “intensificar la acción climática en la década de 2020”, explicó Xie al admitir que había una brecha “entre los esfuerzos actuales y los objetivos establecidos por el Acuerdo de París”.

Según el nuevo convenio, se tomarán “medidas concretas” para lograr el Acuerdo de París de mantener el aumento de la temperatura de la Tierra por debajo de 2 grados más que en la era preindustrial, señaló el delegado chino.

Kerry dijo que Estados Unidos y China tienen “diferencias” en muchos temas, pero que en la lucha contra el cambio climático “no tienen más remedio” que colaborar, porque es la única forma de “hacer el trabajo” y porque “la ciencia lo impone”. También insistió en que las dos potencias son los dos principales emisores de gases de efecto invernadero del mundo.

Ambos países acumulan actualmente alrededor del 40% de las emisiones mundiales: China el 27% y Estados Unidos el 11%. Y sus promesas de recortes para esta década son muy diferentes. Estados Unidos desde que el presidente Joseph Biden llegó a la Casa Blanca, se ha comprometido a recortar sus emisiones casi a la mitad para 2030, mientras que China solo mantiene el compromiso de alcanzar su pico de emisiones antes de 2030 y reducirlas a partir de ese momento.

Kerry también insistió en que el objetivo sigue siendo contener el calentamiento global dentro del techo 1,5 grados con respecto a la era preindustrial. El presidente Biden y el presidente Xi Jinping “quieren trabajar juntos” en esto, dijo.

El primer ministro británico, Boris Johnson, llegó a Glasgow este miércoles para persuadir a los países de encontrar un acuerdo decente mientras se redactaba la declaración final de la Cumbre. “Son negociaciones duras, con mucho trabajo por hacer”, admitió. La clave es “mantener el objetivo de 1,5 grados”. Por debajo de eso, sería “un fracaso colosal”. Y concluyó: “No hay excusa para no actuar”.

Después de que China y Estados Unidos publicaran su Declaración Conjunta de Glasgow sobre la mejora de la acción climática en la década de 2020, ambas partes se comprometieron a continuar trabajando con todas las partes para fortalecer la implementación del Acuerdo de París sobre el principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas y las capacidades respectivas teniendo en cuenta las condiciones nacionales.

China y EE UU acordaron establecer un grupo de trabajo sobre la mejora de la acción climática en la década de 2020 para promover la cooperación en este sentido.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, acogió con satisfacción el acuerdo. “Doy la bienvenida al acuerdo de hoy entre China y los Estados Unidos de trabajar juntos para tomar una #AcciónClima más ambiciosa en esta década”, tuiteó Guterres. “Abordar la crisis climática requiere colaboración y solidaridad internacionales, y este es un paso importante en la dirección correcta”, dijo el funcionario de origen portugués.