MercoPress, in English

Lunes, 29 de noviembre de 2021 - 18:36 UTC

 

 

Arbeleche enumera logros de Uruguay ante la COP26

Sábado, 6 de noviembre de 2021 - 09:37 UTC
Uruguay encaró una “segunda transición energética” basada en la sustitución de combustibles fósiles en el transporte, dijo Arbeleche a la COP26 Uruguay encaró una “segunda transición energética” basada en la sustitución de combustibles fósiles en el transporte, dijo Arbeleche a la COP26

La ministra de Economía de Uruguay, Azucena Arbeleche, dijo al Foro de Energía para el Mundo Más Allá del Carbono, un evento dentro de la COP26 de Glasgow, que su país era uno de los más destacados en términos de energía renovable.

Arbeleche hizo esas declaraciones el jueves antes del Foro que tiene como objetivo promover acciones para eliminar gradualmente la energía del carbón en todo el mundo.

En su discurso, la ministra explicó que en la última década Uruguay ha desplegado diferentes instrumentos para promover la inversión privada en energía eólica. Como resultado, el país genera hoy el 97% de la electricidad a través de fuentes renovables, de las cuales casi el 40% es energía hidroeléctrica, el 30% energía eólica, el 25% biomasa y el 2% energía solar.

Arbeleche también señaló que Uruguay está emprendiendo una “segunda transición energética,” basada en la sustitución de combustibles fósiles en el transporte, con la posterior adopción de vehículos eléctricos, para lo cual el Gobierno estaba otorgando incentivos económicos. También anunció que su país estaba trabajando en un primer proyecto piloto para el transporte pesado de mercancías impulsado por hidrógeno verde.

La ministra uruguaya encabeza actualmente desde el 1 de noviembre el Comité de Desarrollo del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional.

La funcionaria señaló asimismo a los asistentes a Glasgow que la emergencia climática global exigía acciones inmediatas y soluciones a largo plazo. “Necesitamos cambios transformadores”, dijo. Agregó que los mercados emergentes y los países desarrollados necesitarán billones de dólares en inversiones adicionales anualmente durante décadas para desarrollar energía verde e infraestructura resistente al clima. “Los anuncios y compromisos, si no van acompañados de acciones y rendición de cuentas, son meras palabras”, señaló.

Por otra parte, Arbeleche insistió en que los países desarrollados deben esforzarse por cumplir su compromiso de desplegar los recursos prometidos y que los países en desarrollo deben demostrar que están preocupados por el cambio climático y tomar acciones creíbles.

La ministra también dijo que favorece los incentivos concretos para los países y que las políticas sostenibles deben ser recompensadas. “Los países que cumplen con sus compromisos y muestran un buen desempeño ambiental deben pagar tasas de interés más bajas, liberando así recursos para metas más ambiciosas”, enfatizó.

La funcionaria anunció asimismo que el gobierno uruguayo está desarrollando un bono soberano indexado de acuerdo a indicadores sostenibles y sugirió que los préstamos de instituciones multilaterales también deben agregar ítems ambientales a sus operaciones financieras en forma de índices, con diferentes costos de financiamiento dependiendo del aporte de los países a bienes públicos globales.