MercoPress, in English

Domingo, 14 de agosto de 2022 - 16:43 UTC

 

 

Presidente argentino pronto para iniciar agenda oficial en Roma

Sábado, 30 de octubre de 2021 - 09:32 UTC
Fernández mantendrá reuniones con la mayoría de los líderes mundiales pero ni con Biden ni con el Papa Francisco Fernández mantendrá reuniones con la mayoría de los líderes mundiales pero ni con Biden ni con el Papa Francisco

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, aterrizó este viernes en Roma para la Cumbre del G20.

En la capital italiana, el mandatario tendrá una serie de compromisos, tales como una reunión con la directora ejecutiva del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva, para analizar más a fondo el pago de la deuda de 44.000 millones de dólares.

Fernández lanzará oficialmente su agenda de Roma el sábado con la reunión de Georgieva, pero también tendrá otros encuentros con líderes de Alemania, España y la Unión Europea.

El domingo se reunirá con la reina Máxima de Holanda, nacida en Argentina, el director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, y el primer ministro canadiense, Justin Trudeau.

Sin embargo, esta vez no se reunirá con su compatriota argentino el Papa Francisco.

La delegación de Fernández está formada por la Primera Dama Fabiola Yáñez, el Canciller Santiago Cafiero, el Ministro de Agricultura Julián Domínguez; el ministro de Medio Ambiente, Juan Cabandié, y el embajador de Argentina en Estados Unidos, Jorge Argüello. El ministro de Economía, Martín Guzmán, ya estaba en suelo italiano desde días atrás.

Guzmán ya se reunió con Georgieva y Máxima, además de otros ministros de finanzas.

Fernández espera que la Cumbre del G20 termine en una declaración a favor de la reducción de los llamados “recargos” que se cobran a los países que recibieron un monto superior a la cuota que aportan al Fondo Monetario, como es el caso de Argentina. Se dice que el gobierno argentino busca una reducción de los recargos del 3% al 1%, lo que significaría un ahorro anual de US $ 900 millones.

El mandatario también espera regresar a Buenos Aires con un documento firmado por los principales líderes mundiales recomendando una tercera línea de crédito con plazos más largos que los actuales. Sería un “fondo de resiliencia” que funcionaría como la clave para que Argentina extienda los plazos de los desembolsos más allá de los diez años actualmente permitidos y que están asfixiando la economía argentina luego del endeudamiento desenfrenado por parte del expresidente Mauricio Macri. La delegación argentina confía en que se llegará a un acuerdo antes de fin de año.

El presidente argentino estaba muy interesado además en una reunión cara a cara con el presidente estadounidense Joseph Biden, pero fuentes diplomáticas creían que era poco probable en Roma, aunque no se descartaba para Glasgow.

Categorías: Política, Argentina.