MercoPress, in English

Jueves, 27 de enero de 2022 - 03:10 UTC

 

 

La OPS dice que se necesitan más vacunas contra COVID-19

Miércoles, 27 de octubre de 2021 - 20:12 UTC
Chile, Uruguay y Canadá han inyectado completamente a las tres cuartas partes de su población. Chile, Uruguay y Canadá han inyectado completamente a las tres cuartas partes de su población.

El subdirector de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Jarbas Barbosa, instó este miércoles a los líderes del G20 que se reunirán este fin de semana en la Cumbre de Roma, a donar más vacunas contra COVID-19, porque las mejoras de la región en la lucha contra la enfermedad se vieron ensombrecidas por pasos hacia atrás en los territorios más empobrecidos y en las Islas del Caribe.

Barbosa también dijo que la salud pública estaba ocupando un lugar central en la COP26, la cumbre de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de este año en Glasgow.

Si bien la enfermedad se está desacelerando, algunos países están aumentando sus tasas de vacunación mientras que otros se están quedando atrás. Barbosa dijo este miércoles que se habían reportado más de 800,000 nuevas infecciones y 18,000 muertes durante los últimos siete días, una disminución significativa con respecto a las semanas anteriores. “Tenemos motivos para ser optimistas, pero debemos permanecer atentos”, dijo Barbosa durante una rueda de prensa virtual regular.

Muchas islas del Caribe, incluida Cuba, han mostrado una tendencia a la baja en los casos de COVID-19 en medio del aumento de la vacunación. Pero la OPS insistió en que seguían existiendo brechas de un país a otro con respecto a las tasas de vacunación. Contrariamente al impulso de la región, las islas más pequeñas, como Saint Kitts y Nevis, Barbados, Anguila y San Vicente y las Granadinas están alcanzando sus primeros picos pandémicos y están reportando un mayor número de nuevas infecciones y muertes.

Barbosa subrayó la importancia de que los gobiernos mantengan sus medidas de salud pública, como el uso de máscaras, el distanciamiento social y la limitación de grandes reuniones, ya que la vacilación y los movimientos antivacunas, alimentados por la desinformación, siguen siendo un desafío persistente en la región. Casi el 44% de las personas en América Latina y el Caribe están completamente vacunadas, explicó Barbosa. Pero con más de la mitad de la región aún sin inocular, las desigualdades continúan y son uno de los mayores desafíos para la OPS, agregó.

Chile, Uruguay y Canadá han vacunado completamente a tres cuartas partes de sus poblaciones. Pero en Guatemala, San Vicente y las Granadinas, Jamaica, Nicaragua y Haití, ese número se reduce drásticamente a un escaso 20% o menos, agregó Barbosa, quien añadió que se aguarda el arribo de más de un millón de dosis a la región esta semana a través del programa de intercambio de vacunas COVAX, y otros lotes debían entregarse antes de fin de año.

Barbosa dijo que el cambio climático y la salud pública están conectados, ya que las personas siguen muriendo por enfermedades asociadas con factores de riesgo ambiental, dijo. “Antes de la Cumbre, la OPS lanzó una Agenda para las Américas sobre Salud, Medio Ambiente y Cambio Climático que ofrece a los países un plan de acción para reducir la carga de los riesgos ambientales sobre la salud de nuestra región”, dijo Barbosa.