MercoPress, in English

Miércoles, 25 de mayo de 2022 - 00:35 UTC

 

 

Pandillas “mapuches” llevan a la gobernadora de Río Negro a pedir refuerzos al gobierno federal de Argentina

Miércoles, 6 de octubre de 2021 - 09:08 UTC
“El estado nacional está del lado de los grupos terroristas”, dijo Patricia Bullrich, lo que explica el no envío de fuerzas federales. “El estado nacional está del lado de los grupos terroristas”, dijo Patricia Bullrich, lo que explica el no envío de fuerzas federales.

La provincia argentina de Río Negro ha solicitado ayuda federal para controlar los ataques violentos de supuestas comunidades mapuche contra personas y propiedades durante el fin de semana.

Un grupo de encapuchados que se autodenominaban “mapuches” el domingo por la noche primero ataron a los cuidadores de una propiedad vial provincial, luego dejaron notas intimidatorias con amenazas y, antes de escapar, prendieron fuego a un almacén.

En otro evento, la Oficina de Turismo de El Bolsón fue incendiada el sábado por la noche.

Por ahora, el gobierno federal no ha tomado ninguna medida con respecto a la solicitud de ayuda. El ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, ha pedido en cambio el diálogo entre las partes.

El gobierno de Río Negro calificó el ataque como “un acto terrorista” y también se informó que planea presentar una denuncia ante el juez federal local, además de solicitar la presencia de las fuerzas federales para controlar una situación que -dicen- se ha ido agravando durante meses.

La gobernadora rionegrina Arabela Carreras invocaría el artículo 213 bis, agravado por el artículo 41 del Código Penal Nacional, que indica que “se impondrá prisión o reclusión de cinco a veinte años a quienes formen parte de una asociación ilícita, cuyo objeto sea, mediante la comisión de delitos, para aterrorizar a la población o para obligar a un gobierno u organismo internacional a realizar un acto o abstenerse de hacerlo”, se informó.

“El camino es siempre hablar, encontrar una salida que satisfaga a todos y no tener que tomar medidas de otra característica, que no pretendemos tomar”, habría dicho el ministro Fernández.

Los hechos no fueron muy diferentes a otros llevados a cabo por grupos radicalizados que muchas veces actúan encapuchados y de noche. Previamente, la gobernadora Carreras había pedido ayuda al gobierno nacional ante las quejas permanentes de los vecinos, especialmente de Villa Mascardi.

La exministra de Seguridad y actual presidenta del opositor Partido PRO, Patricia Bullrich, dijo que el Estado nacional es parte del problema de la violencia y advirtió que el gobierno debe decidir de qué lado se encuentra: a favor de los terroristas o en contra.

”Es hora de que el país siga la política que iniciamos (...) y decida combatir el terrorismo por grupos que se autodenominan mapuches que prenden fuego y destruyen todo, lo que pone a la población en una situación de miedo“, dijo Bullrich. en una entrevista de radio.

Bullrich mencionó un informe elaborado junto con los gobernadores de Chubut, Neuquén y Río Negro en el que se registraron 112 atentados antes de la presidencia de Mauricio Macri, y coincidió con Carreras en que estos atentados sean calificados como terrorismo.

”El Estado argentino, las organizaciones argentinas, son parte del problema. Por eso la gobernadora está sola (...) Está sola porque el Estado nacional está del lado de los grupos terroristas“, dijo Bullrich.

”Debemos pedir la renuncia inmediata de todos los funcionarios del gobierno que son parte del problema, debemos reemplazarlos a todos. Debe haber una decisión de que no haya cobertura para estos grupos violentos“, prosiguió.

El sábado por la noche se produjo un ataque similar contra el nuevo centro de información turística de El Bolsón. Se encontró una lata de gasolina en un edificio cercano, lo que confirmaría que en realidad se trataba de un acto intencional.

”Llama la atención que este atentado se produzca en días convulsos para nuestra ciudad. Por ello, le pido a la Justicia que investigue, actúe con responsabilidad y celeridad, y pueda esclarecer estos hechos que amenazan el crecimiento y desarrollo de una ciudad cuyo motor económico es el sector turístico”, dijo el alcalde de El Bolsón, Bruno Pogliano.

Categorías: Política, Argentina.