MercoPress, in English

Miércoles, 22 de setiembre de 2021 - 08:56 UTC

 

 

Primer Ministro de Haití destituye al fiscal que lo investigaba por el asesinato del presidente

Miércoles, 15 de setiembre de 2021 - 08:31 UTC
“Ninguna maniobra, ninguna amenaza, ningún combate de retaguardia, ninguna agresión me distraerá de mi misión”, dijo Henry. “Ninguna maniobra, ninguna amenaza, ningún combate de retaguardia, ninguna agresión me distraerá de mi misión”, dijo Henry.

El primer ministro de Haití, Ariel Henry, destituyó al fiscal Bel-Ford Claude, quien horas antes había solicitado abrir una investigación sobre el asesinato del presidente Jovenel Moïse que involucraba al actual jefe de gobierno.

Henry transmitió su decisión en una carta fechada el lunes, pero publicada el martes. La destitución de Claude del cargo se basó en una presunta “infracción administrativa grave”.

Claude había pedido a un tribunal de Puerto Príncipe el martes que investigara a Henry como acusado en la masacre del 7 de julio y solicitó además medidas para prohibir que Henry abandonara el país.

Las sospechas del fiscal surgieron tras dos conversaciones telefónicas que Henry mantuvo con uno de los principales sospechosos del asesinato, Joseph Felix Badio, tres horas después del crimen.

Según Claude, los datos de geolocalización de las llamadas, facilitados por la compañía telefónica, colocaron a Badio en la residencia de Moïse en el momento en que se puso en contacto con Henry. La semana pasada, Claude invitó a Henry a aclarar las controvertidas llamadas.

Los procesos judiciales se encuentran actualmente bajo la jurisdicción del juez de instrucción Garry Orélien, por lo que cualquier citación a testigos o acusados corresponden a éste y no al fiscal.

Henry descalificó la citación del fiscal el pasado sábado, durante la ceremonia de firma de un acuerdo político, y el martes anunció que nada distraería su voluntad, ni siquiera “amenazas de todo tipo” o “agresiones físicas”.

“Ninguna distracción, ninguna citación o invitación, ninguna maniobra, ninguna amenaza, ningún combate de retaguardia, ninguna agresión me distraerá de mi misión”, dijo Henry.

Las autoridades haitianas han puesto en prisión preventiva a 44 personas por su presunta implicación en el asesinato, incluidos 18 mercenarios colombianos acusados de formar parte del grupo comando que asesinó a Moïse, incluidos 12 miembros del cuerpo de seguridad del presidente, quienes no reaccionaron ante el ataque.

Categorías: Política, Internacional.