MercoPress, in English

Miércoles, 6 de julio de 2022 - 01:43 UTC

 

 

Un brasileño se vacuna cinco veces contra COVID-19 y fue descubierto cuando quiso inyectarse una sexta dosis

Lunes, 23 de agosto de 2021 - 09:16 UTC
Río de Janeiro debió suspender vacunaciones por falta de dosis, mientras un solo individuo ha probado la mayoría de las diferentes marcas Río de Janeiro debió suspender vacunaciones por falta de dosis, mientras un solo individuo ha probado la mayoría de las diferentes marcas

Funcionarios de la ciudad de Río de Janeiro informaron que un hombre local pudo vacunarse cinco veces en diez semanas contra el covid-19, presumiblemente gracias a fallas en el sistema de documentación electrónica.

Ahora se espera que el sujeto multivacunado explique cómo consiguió aplicarse vacunas de Pfizer, Coronavac y AstraZeneca.

La Secretaría de Salud de la ciudad de Río de Janeiro ya identificó al sospechoso y confirmó que había recibido dosis entre el 12 de mayo y el 21 de julio.

Fueron dos dosis de Pfizer, otras dos de Coronavac y una de AstraZeneca, todas ellas registradas en su cartilla de vacunación.

Para recibir la vacuna, las personas deben tener la edad determinada en el calendario municipal, presentar una identificación y luego, para la segunda dosis, deben presentar el documento que acredite haber tomado la inicial.

Según la alcaldía, el paciente sediento de vacunas acudió a tres puestos de salud distintos, donde presuntamente aprovechó momentos de falla en el sistema electrónico para recibir las dosis a las que no tenía derecho.

El caso fue descubierto cuando intentaba recibir una sexta dosis el pasado 16 de agosto. Las autoridades también iniciaron una investigación para determinar si se trata de un caso aislado o si, por el contrario, es uno de muchos.

Varios estados de Brasil han informado de la falta de inmunizadores para cumplir con el calendario establecido por el Ministerio de Salud y Río de Janeiro incluso ha suspendido su campaña en varias ocasiones por falta de dosis.

De los 212 millones de brasileños, el 58% recibió al menos una dosis y el 25% tomó el tratamiento completo.

Las autoridades también han tenido que adoptar medidas contra los llamados “sumilleres de vacunas”, que deambulan por las unidades de salud en busca del inmunizador de su elección. En junio, el alcalde de Río, Eduardo Paes, criticó a estos “sommeliers”, algunos de los cuales incluso recibieron una tercera dosis: “Eso es crimen, eso es fraude”, dijo Paes.

Brasil reporta más de 570,000 muertes por covid-19, una cifra solo superada por Estados Unidos.