MercoPress, in English

Sábado, 22 de enero de 2022 - 05:08 UTC

 

 

Crítica literaria argentina dice que las Falklands son británicas, genera rechazo y polémica

Jueves, 5 de agosto de 2021 - 09:57 UTC
A Sarlo no le importan las reacciones que sus palabras podrían provocar. A Sarlo no le importan las reacciones que sus palabras podrían provocar.
Filmus señaló que había sido idea del expresidente Raúl Alfonsín incorporar el tema de Malvinas a la Constitución. Filmus señaló que había sido idea del expresidente Raúl Alfonsín incorporar el tema de Malvinas a la Constitución.

Las declaraciones de la crítica literaria argentina Beatriz Sarlo, quien el martes dijo que las Islas Falkland eran “territorio británico” provocaron controversias en todo el país, sobre las cuales advirtió desafiante que le importaban “muy poco”.

Las palabras de Sarlo en una entrevista televisiva se produjeron días después de manifestaciones similares por parte de la historiadora Sabrina Ajmechet, quien se presentará a las próximas elecciones primarias dentro de la alianza opositora Juntos por el Cambio (JxC) del expresidente Mauricio Macri para competir por un escaño en el Congreso.

“Cuando la gente dice 'son argentinas' no se sientan ni un minuto a pensar, si son argentinas, si no son argentinas, o qué son las Malvinas, un territorio que se asemeja al sur de Escocia”. También calificó el desembarco de 1982 como “un acto psicótico nacional” y “una invasión reclamando tierras que aparentemente pertenecieron a Argentina en la tercera década del siglo XIX, es decir, cuando Argentina no estaba unificada como país y no tenía Constitución”.

Agregó que el tema de Malvinas todavía se agita estos días “para hacer algo de propaganda nacional“. Sostuvo además que ”me importa muy poco la polémica que se genera con un promalvinero. Lo enviaría a vivir seis meses en las Malvinas y trabajar allí.“

El canciller Felipe Solá insistió este miércoles en el “reclamo inalienable de soberanía de Argentina sobre las Islas Malvinas”, que “es un mandato constitucional, reconocido por Naciones Unidas”, así como “un deber moral para con los excombatientes y los caídos” en la guerra de 1982.

Solá agregó en redes sociales que las Islas Malvinas, Georgia del Sur, Sandwich del Sur eran “nuestra patria” y que “no vamos a ceder en su defensa”.

El secretario de Malvinas y Antártida Sur, Daniel Filmus, afirmó que las palabras de Sarlo mostraban una ”enorme ignorancia“. También invocó el mandato constitucional con respecto a las Islas.

”No es que alguien tenga una opinión sobre las Malvinas sino que la Constitución lo establece, también es un gran desconocimiento de la historia“, dijo Filmus, quien además recordó que ”Argentina había designado gobernador antes“, y que luego ”hubo una usurpación militar“. El exministro de Educación insistió en que hubo ”un desconocimiento de geografía” por parte de la escritora.

“El Congreso también aprobó hace un año una ley que extiende la plataforma continental también de las Islas Malvinas, Georgia y Sandwich del Sur” y remarcó el “desconocimiento de los sentimientos de los argentinos y argentinas que dieron su vida por esto”.

De ahí -prosiguió Filmus- “por todo esto, es de una gravedad sin precedentes y no es extraño que (esas expresiones) se conocieran después de los tuits de la candidata y las declaraciones de la exministro [de seguridad y presidenta del JxC] Bullrich“.

Por otra parte, Filmus subrayó que había sido una iniciativa del expresidente Raúl Alfonsín incorporar el tema de Malvinas a la Constitución durante la reforma de 1994.

El Secretario además puntualizó que la Junta revolucionaria establecida en Buenos Aires el 25 de mayo de 1810, y que desembocó en la Declaración de Independencia de 1816, había previsto el pago de salarios a la guarnición militar española ”que había estado allí“.

El director del Museo Malvinas e Islas del Atlántico Sur y veterano de 1982, Edgardo Esteban, escribió en Twitter: ”Cómo duele que una referencia intelectual como @BeatrizSarlo diga tanta barbarie. No respeta ni a los muertos enterrados en nuestras islas. Por favor, un poco de dignidad. Por siempre Malvinas Argentinas“, agregó.

Hugo Robert, vicepresidente de Cecim, un centro de veteranos de guerra en la ciudad de La Plata, dijo que las palabras de Sarlo eran ”indignantes“. Agregó que ”Sarlo fue una de los 19 pseudointelectuales que firmaron una petición de autodeterminación“ e insinuó que le habían pagado por decir lo que dijo. ”Hay mucho dinero de la embajada de Reino Unido para financiar todo esto“, señaló al recordar que ”los dichos de Sarlo están en la línea de Ajmechet, Bullrich y el ex presidente Mauricio Macri“, quien en la década de los noventa cuestionó la utilidad de la reivindicación de soberanía.

El líder de los veteranos de guerra de Chubut, Guillermo Huircapán, calificó a Sarlo de ”una intelectual con mentalidad anglófila que merece nuestro rechazo“ y exigió que ”al menos respete a las familias de Ricardo Austin, Honorio Ortega, Pedro Torres o Mario Almonacid, por nombrar solo algunos“ chubutenses que murieron en el enfrentamiento.

En abril de este año, Bullrich sugirió que las Malvinas podrían entregarse a Pfizer como garantía para la compra de vacunas contra el COVID-19. ”Pfizer no pidió cambios en la ley (sobre vacunas), lo único que pidieron fue una garantía [de pago], como le pidieron a todos los demás países del mundo, lo cual es razonable“.

Bullrich dijo que el laboratorio no había solicitado ningún terreno a cambio del fármaco, ”... bueno las Islas Malvinas podríamos haberles dado ...“, ironizó la exministra de Seguridad en declaraciones a La Nación +, la misma señal de televisión en la que Sarlo habló el martes.

Ajmechet había expresado su creencia de que pensar que “las Malvinas son argentinas es irracional; es sentimental”. Ante esos dichos, se le pidió a Bullrich que retirara su respaldo a la candidatura de Ajmechet, a lo cual no accedió. (Fuente TELAM)