MercoPress, in English

Domingo, 19 de setiembre de 2021 - 17:39 UTC

 

 

Archivo cinematográfico brasileño se incendia a pesar de varias advertencias previas

Viernes, 30 de julio de 2021 - 09:24 UTC
El incendio del jueves era muy probable y el mal mantenimiento del edificio había sido parte de procedimientos legales recientes, aunque lentos. El incendio del jueves era muy probable y el mal mantenimiento del edificio había sido parte de procedimientos legales recientes, aunque lentos.

El almacén de la Cinemateca Brasileira en Vila Leopoldina, en el lado oeste de San Pablo, se incendió el jueves por la tarde pero estaba controlado al momento del último informe oficial (21.40 horas).

Para entonces, el incendio se encontraba en la fase de secuelas y no se dio a conocer información sobre la extensión de los daños. Tampoco se reportaron víctimas.

El Departamento de Bomberos fue llamado a controlar rollos de película altamente inflamables alrededor de las 6 pm, ante lo cual se enviaron 15 unidades.

El incendio fue lamentado por sectores políticos, culturales y civiles de Brasil, quienes criticaron la tragedia que amenazó la colección de cerca de 250.000 rollos de película y 1 millón de documentos.

El gobernador de San Pablo, Joao Doria, escribió en Twitter que el incendio “es un crimen contra la cultura del país”.

“El desprecio por el arte y la memoria de Brasil conduce a esto: la muerte paulatina de la cultura nacional”, agregó.

El edificio no es la sede principal de la Cinemateca, pero alberga los rollos de películas, la colección de Programadora Brasil y los equipos del museo. En abril de este año, los empleados habían firmado un manifiesto en el que advertían sobre “los riesgos que corren la colección, equipos, bases de datos y construcción de la institución”.

“La posibilidad de autocombustión de películas de nitrato de celulosa, y el consiguiente riesgo de incendio, a menudo reciben más atención por parte de los medios y el público. La institución enfrentó cuatro incendios en sus 74 años, el último en 2016, con la destrucción de unas 500 obras. El riesgo de un nuevo incendio es real”, habían escrito.

En un comunicado, la Secretaría Especial de Cultura, encargada de la gestión del edificio, lamentó lo sucedido y afirmó que se estaba siguiendo de cerca los hechos. “Cabe señalar que todo el sistema de aire acondicionado en el espacio se sometió a mantenimiento hace aproximadamente un mes como parte del esfuerzo del gobierno federal para mantener la colección de la institución. La Secretaría ya ha solicitado apoyo a la Policía Federal para investigar las causas del incendio y solo después de su total control por parte del Cuerpo de Bomberos que trabaja en el sitio podrá determinar el impacto y las acciones necesarias para una eventual recuperación de la colección y también del espacio físico. Finalmente, el gobierno federal, a través de la Secretaría, reafirma su compromiso con el espacio y el mantenimiento de su historia ”, dice el documento.

El gobierno federal había sido advertido la semana pasada de los riesgos de incendio en la Cinemateca durante una reunión del 20 de julio con dirigentes sindicales, momento en el que se le dio 60 días a la Secretaría Especial de Cultura para continuar con las acciones de preservación del patrimonio.

El riesgo de incendio se advirtió tanto en la sede de la Cinemateca en Vila Mariana, como en los almacenes de Vila Leopoldina.

La capitana bombero Karina Paula Moreira declaró a GloboNews: ”el incendio se inició en una de las salas de colección de películas históricas en el primer piso. Esta parte se divide en tres salas, una con una colección de películas entre 1920 y 1940 y otra del archivo impreso, salas también históricas. Estamos sacando lo quemado y conservado dentro de estas tres salas, probablemente nada. Sin embargo, en la planta baja hay una gran parte de la colección histórica que no se ha visto afectada”.

En el edificio se conservan 1 millón de documentos de la antigua Embrafilme, como guiones, artículos en papel, copias de películas y documentos antiguos. Algunas tenían más de 100 años y se utilizarían para montar un museo sobre el cine brasileño.

La audiencia del 20 de julio fue convocada por el Ministerio Público (MPF) en su caso contra el Sindicato por abandono de la Cinemateca. En la sesión celebrada por el Primer Juzgado Federal, los representantes de la República, un representante de la asociación de vecinos de Vila Mariana, un abogado sindical, el subsecretario de la Secretaría Especial de Cultura, el Director del Departamento de Política Audiovisual y la Asociación de Cineastas de San Pablo participaron de la misma.

El fiscal Gustavo Torres Soares volvió a decir este jueves que el MPF ya había advertido sobre las precarias condiciones de la Cinemateca y también sobre el riesgo de incendio en la colección desde julio de 2020.

Empleados y entidades habían realizado varias protestas el año pasado, denunciando que la institución atravesaba la mayor crisis desde su fundación en 1946, sin recursos para lo básico, incluidos retrasos en salarios, facturas de agua y energía, fin de contrato con la brigada de incendios. y con el equipo de seguridad.

Categorías: Política, Brasil, Entretenimiento.