MercoPress, in English

Domingo, 19 de setiembre de 2021 - 17:05 UTC

 

 

Dinero chino tercero en preferencias del comercio mundial

Martes, 27 de julio de 2021 - 08:24 UTC
El yuan como moneda de reserva también ha crecido, y los bancos centrales de más de 70 países lo adoptaron. El yuan como moneda de reserva también ha crecido, y los bancos centrales de más de 70 países lo adoptaron.

El yuan chino ocupó el tercer lugar entre las monedas negociadas internacionalmente en 2020, según un informe de la Universidad Renmin de China publicado durante el fin de semana, que también prevé que puede continuar expandiéndose.

Los expertos creen que todavía hay un gran espacio para una mayor internacionalización de la moneda, lo que exige flujos convenientes del yuan y la expansión de las inversiones transfronterizas.

El índice de internacionalización del yuan alcanzó 5,02 a finales de 2020, un fuerte aumento del 54,2 por ciento con respecto al año anterior, lo que lo sitúa en el tercer lugar entre las monedas internacionales.

La tasa superó los niveles de internacionalización del yen japonés y la libra esterlina, según el Informe de internacionalización del RMB 2021 elaborado por el Instituto Monetario Internacional (IMI) de la Universidad Renmin de China el sábado.

El crecimiento fue impulsado principalmente por la recuperación constante de la economía china, la apertura del sector financiero, la política monetaria estable y la intensificación de la cooperación cambiaria internacional, según el informe.

Dado que las autoridades chinas permitieron el acceso de yuanes a más instituciones financieras extranjeras, los inversores internacionales están buscando retornos potencialmente más altos, dicen los expertos.

Después de eliminar las restricciones de cuotas a la inversión mediante programas llamados de “Inversionista Institucional Extranjero Calificado” en yuanes, los reguladores financieros chinos redujeron aún más los requisitos de entrada y ampliaron el alcance de inversión para facilitar la inversión extranjera.

En 2020, los activos financieros denominados en yuanes en poder de instituciones e individuos extranjeros aumentaron un 40,11 por ciento interanual para llegar a 8,98 billones de yuanes (1,39 billones de dólares), según el informe.

Mientras tanto, el rol del yuan como moneda de reserva también se ha fortalecido, y los bancos centrales de más de 70 países lo tienen en sus activos.

A fines de 2020, la moneda representaba el 2,25 por ciento de los activos cambiarios mundiales, un aumento del 14,8 por ciento interanual, según el informe.

Wang Fang, vicedecana de la Escuela de Finanzas de la Universidad Renmin de China y subdirector del IMI, dijo que el establecimiento del nuevo modelo de desarrollo de circulación dual brindará una oportunidad histórica para llevar la internacionalización del yuan a un nuevo nivel.

Agregó que el papel de la Iniciativa de la Franja y la Ruta (BRI), así como los centros de transacciones de yuanes en el extranjero, deben jugarse plenamente en el refuerzo de la circulación nacional e internacional en un intento por promover el uso global del yuan.