MercoPress, in English

Viernes, 30 de julio de 2021 - 11:33 UTC

 

 

Bajante del río Paraná alcanza mínimos históricos; la peor parte está lejos de terminar

Viernes, 16 de julio de 2021 - 09:47 UTC
“Claramente hay un cambio climático,” dijo Bordet. “Claramente hay un cambio climático,” dijo Bordet.

El río Paraná había descendido otros tres centímetros en las últimas 24 horas este jueves frente a la antigua capital de Argentina que lleva su nombre (1853-1860) para un total de 17 centímetros bajo el nivel del mar.

Es una vía fluvial clave para la exportación de productos agrícolas desde el puerto argentino de Rosario, entre otros, así como el acceso de Paraguay al océano. La situación actual es la peor para la navegación desde que alcanzó los -1,40 metros en 1944.

La actual bajante mantiene al río lejos de su promedio de 3,10 metros en julio a la altura de la ciudad de Paraná, actual capital de la provincia de Entre Ríos, donde alcanzó 0,50 metros en 1971 y 0,0 en 1970 y 2020.

El Instituto Nacional del Agua (INA) de Argentina ha pronosticado que “persiste un panorama claramente desfavorable al 30 de septiembre, con cierta probabilidad de extenderse, al menos, a los cuatro meses siguientes”.

El INA también señaló que julio será “especialmente crítico” para las “tomas de agua para consumo urbano, para refrigeración de plantas de generación de energía y para procesos industriales”. También advirtió sobre problemas en “la navegación fluvial, la fauna de peces, la estabilidad de las costas” y la “exposición a incendios en orillas e islas”.

El gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet, explicó que la situación actual “genera mucha preocupación, es una bajante histórica que impacta el agua potable y eso es lo más urgente que nos preocupa hoy, además de los temas ambientales”.

Bordet también explicó que estaba en contacto permanente con los alcaldes locales a lo largo de la orilla del río. Agregó que “claramente hay un cambio climático, fundamentalmente en las cabeceras de los ríos con deforestación, y con un cambio en los suelos y en los sistemas de cultivo que modifican las condiciones ambientales”.

El secretario de Agricultura y Ganadería de Entre Ríos, Lucio Amavet, dijo a Télam que la bajante “tuvo un fuerte impacto en recolectores, fileteros, transportadores y más de 3.000 familias de pescadores que se ganan la vida”, registrando “la cuota de exportación más baja de los últimos 15 años”.

“Es un nivel nunca alcanzado, nosotros en Paraná [ciudad] no tenemos memoria de algo similar y más allá de los daños económicos, es un dolor ambiental que tardará años en recuperarse”, dijo a Télam el historiador, poeta y cantautor local Roberto Romani, quien hizo un llamado a tomar conciencia dde y transmitir lo que significa vivir alrededor del río y su importancia.

(Fuente: Télam)