MercoPress, in English

Lunes, 20 de setiembre de 2021 - 16:35 UTC

 

 

Fiscalía peruana investiga supuesta “perturbación del voto” por parte de Keiko Fujimori

Lunes, 12 de julio de 2021 - 09:24 UTC
Keiko Fujimori anunció que no iba a aceptar lo que ella llama fraude electoral Keiko Fujimori anunció que no iba a aceptar lo que ella llama fraude electoral

La Fiscalía del Estado de Perú anunció que la candidata presidencial conservadora Keiko Fujimori será investigada por supuestamente perturbar el proceso electoral mediante la presentación de 760 solicitudes de nulidad de diferentes mesas electorales tras la segunda vuelta el pasado 6 de junio.

Según los resultados preliminares y después de más de un mes, el candidato de izquierda Pedro Castillo parece ser el ganador, aunque por un estrecho margen.

La congresista Liliana Takayama, del fujimorista Fuerza Popular (FP) también está bajo investigación, se anunció. Keiko Fujimori tiene otros casos abiertos por corrupción y financiamiento irregular de su campaña.

Fujimori y Takayama son sospechosas de “atentados contra el derecho al voto, contra la función judicial en forma de declaración falsa en procedimiento administrativo y en la modalidad de fraude procesal y contra la fe pública en la modalidad de falsedad genérica”, se informó.

La Fiscalía habría detectado 27 recibos de derechos fiscales electorales que han sido reutilizados en diferentes procesos de nulidad. Uno de ellos incluso fue fotografiado y editado con diferente calidad de imagen, “para que hubieran actuado de manera maliciosa y confiable con el propósito de engañar al organismo electoral”.

Mientras los peruanos llevan más de un mes esperando saber quién será su nuevo presidente, los órganos electorales son presionados por Fujimori para anular los comicios y se convoque a nuevas elecciones.

Fujimori ha pedido al presidente interino Francisco Sagasti el 28 de junio que solicite una “auditoría internacional” de las elecciones, pero fue en vano, dado que -según el Gobierno- cualquier irregularidad electoral debe ser resuelta por el Jurado Nacional de Elecciones (JNE).

”Él (Sagasti) se llena la boca diciendo que es neutral, que es imparcial. Presidente Sagasti, tuvo y todavía tiene la oportunidad histórica de convertirse en un presidente que defendió la democracia“, dijo Fujimori, quien asimismo anunció que no reconocerá la victoria de Castillo si llega a ser proclamada.

”Dicen que en unas horas o días van a consumar el fraude ... y les decimos que no lo vamos a aceptar“, sostuvo Fujimori el sábado en Lima. ”A lo largo de estas semanas hemos visto tantas denuncias de irregularidades y quieren lanzar apresuradamente un resultado”, agregó.

El escrutinio de la ONPE, que llegó al 100% hace tres semanas, le dio a Castillo el 50,12% de los votos contra el 49,87% de Fujimori, pero la última palabra la debe dar el JNE una vez que resuelva las impugnaciones interpuestas por la candidata derechista.

Mientras tanto, Castillo todavía está esperando el anuncio oficial y, si bien se dice que sus equipos están trabajando en los asuntos del país, aún no se les ha otorgado acceso a la información de los ministerios. Fuentes cercanas a Castillo han dicho a los medios, sin embargo, que a medida que el JNE iba desestimando los casos de Fujimori, el candidato se estaba concentrando en su planificada administración futura y la transición a la misma.

Por su parte, el gobierno de Sagasti ha extendido el estado de emergencia debido a la pandemia durante todo el mes de agosto. La resolución anterior finaliza el 31 de julio, es decir, tres días después de la toma de posesión del nuevo presidente. Pero ahora Sagasti ha ido mucho más allá de su propio mandato al restringir los derechos ciudadanos, “relacionados con la libertad y seguridad personal, la inviolabilidad del hogar y la libertad. de reunión y tránsito en el territorio ”. Desde marzo de 2020, se encuentra en vigencia en Perú un toque de queda nocturno como medida preventiva para contener la infección por covid-19.

Categorías: Política, América Latina.